Edición Impresa

Newell's: En el Parque no bajan sus pretensiones por Casco

El presidente Lorente se reunió con directivos de Boca y les reiteró que la idea del club del Parque es no vender a Milton Casco salvo una gran oferta. Seguirán las charlas.

Jueves 18 de Diciembre de 2014

Milton Casco parece estar muy cerca de Boca. Lo aseguró con firmeza el representante del jugador y en el club de La Ribera son optimistas en que la operación se terminará cerrando, más allá de que en Newell's le pusieron una pausa a las negociaciones y aún no dan nada por cerrado, más allá de que "la idea es no venderlo". Hubo charlas y el xeneize parece haberle ganado la pulseada a River, que también lo pretendía. Boca, según dijeron, ofreció 2,8 millones de dólares por el 80 por ciento del pase del defensor, aunque desde Ñuls confiaron que "ofreció comprar la mitad" y la postura leprosa sigue siendo la misma de siempre: retenerlo o vender la totalidad del pase.

"Casco quiere jugar en Boca. Sólo falta definir el porcentaje entre los clubes", disparó en diferentes medios el representante Eduardo Palomar. Así dejó la pelota en poder de los rojinegros, que manejan el ritmo de las negociaciones con otra perspectiva y manteniendo la idea original de no ceder ante las presiones.

Boca primero acordó todo lo contractual con Casco a través de su representante, que minuto a minuto fue anticipando el estado de situación de las negociaciones y empujaba a que la venta se concretara. "Tiene una edad justa y el club recibió una propuesta interesante. Tendríamos que hacer fuerza para que el chico pueda continuar su carrera pensando en su futuro", avisó.

Mientras el representante acotaba que "está tasado en forma muy alta y ese es un tema por cómo está el mercado", el presidente Guillermo Lorente estaba reunido con su par de Boca tratando de acercar las posiciones. Atrás había quedado aquel primer ofrecimiento de 1,7 millón de dólares por la mitad del pase y −dicen− la elevó en más de un millón por el 80 por ciento. Incluso se manejó la chance de ingresar un jugador en la negociación como parte de pago, algo rechazado por el momento.

Cerca de las 21 el cónclave concluyó y sin una definición precisamente porque Newell's se mantuvo con firmeza en su determinación de vender la totalidad del pase. La operación no está caída ni mucho menos, pero Boca deberá afinar los números para seducir a los rojinegros y finalmente quedarse con el jugador que pidió Arruabarrena para cubrir la posible salida de Emanuel Insúa.

Mientras las charlas continúan, el defensor que también fue pretendido por el millonario sigue de vacaciones y "abstraído de todo lo que pueda pasar porque en cada libro de pases sucede lo mismo", contó Palomar.

Casco suena con fuerza en Boca, pero hasta que no ofrezca lo que pide Newell's no habrá acuerdo. Por eso esta historia continuará.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario