Edición Impresa

Newell's debe pescar en río revuelto ante un Racing golpeado por la crisis interna

El conjunto rojinegro visita esta noche desde las 20.30 en el Cilindro de Avellaneda, a un convulsionado Racing atosigado por las tensiones y la crisis interna.

Lunes 22 de Septiembre de 2014

Es un momento para apelar al oficio. A la astucia. A la capacidad de aprovechar guiños cómplices, pasajes anímicos y escenarios favorables. Por allí pasa el desafío de Newell's, que visitará esta noche, a las 20.30, a un convulsionado Racing, en el Cilindro de Avellaneda, en un cotejo correspondiente a la 8ª fecha del torneo de primera división.

Será un duelo de realidades contrapuestas. El conjunto rojinegro está sustentado en un gran envión anímico producto de una muy buena campaña en el torneo local y de jugadores que va rescatando luego de una persistente racha de lesiones que se empecinó en su contra en el presente semestre.

Transita invicto y desde lo numérico está expectante en la tabla de posiciones, en el codiciado lote de los protagonistas, y no le quiere perder pisada a River.

En el otro extremo de la cadena emocional marcha Racing. Con toda la ansiedad, la angustia y los intrincados rumores que lo acompañan en este campeonato.

Con el técnico Cocca (que estuvo a punto de llegar a Newell's) caminando con dificultades por la cuerda floja y apuntado con crudeza por las críticas, con un equipo que nunca pudo hacer pie en lo que va del certamen y con las especulaciones que se tejen alrededor de un equipo en un momento de elecciones.

Con un semblante de estrechez y padecimientos que reclama un punto de quiebre, o al menos un nuevo foco de esperanza.

Con este panorama, queda claro que Newell's debe pensar el partido para que Racing no lo empuje al pantano de sus necesidades. El conjunto leproso tiene que saber distanciarse de ese estado de insensatez y ebullición inicial que presentará el rival. Para eso, será fundamental adueñarse de la pelota.

Si logra ese cometido y consigue manejar el desarrollo del encuentro, seguramente podrá lastimar al adversario. Newell's tiene herramientas para alcanzar ese objetivo.

Para esta ocasión, Raggio trabajó toda la semana para tratar de disimular la baja obligada de Víctor Figueroa, quien sufrió un desgarro en el bíceps izquierdo en la victoria sobre Olimpo, en la jornada anterior en el Parque. Después de probar varias alternativas, todo indica que utilizará a Martín Tonso en la línea de volantes y eso le abriría un espacio a Alexis Castro en el tridente de ataque.

En tanto, en el fondo se producirá el regreso de Marcos Cáceres, quien se fracturó el codo izquierdo en la primera fecha ante Boca, en la Bombonera.

Más arriba. Según el DT, su equipo transita un momento de seguridades en el aspecto defensivo y por eso en este cotejo aclaró que intentará darle un poco más bríos al funcionamiento de la ofensiva. Hacía allí se enfocaron los esfuerzos de cada práctica en Bella Vista. Y por allí se busca un crecimiento en el juego.

Así arriba Newell's. Con regresos que fomentan un acercamiento a su fisonomía original y con números que sustentan una ilusión. Racing, el rival de turno, es un río revuelto, de aguas agitadas de dudas y escepticismo. Ante esta situación, el equipo rojinegro deberá hacer su negocio y pescar el mejor rédito.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario