Edición Impresa

Newell's busca reencontrarse con su identidad para recuperar la línea futbolística

La derrota rojinegra en Venezuela exige mover las fichas con inteligencia ajedrecística. El tiempo dirá si la derrota contra Deportivo Lara será el inicio de una etapa de crisis para el ciclo de Martino.

Sábado 23 de Febrero de 2013

Sólo el tiempo dirá realmente si la derrota que sufrió Newell's contra Deportivo Lara será el inicio de una etapa de crisis para el ciclo de Gerardo Martino. De lo que sí hay plena certeza es que pocas veces el equipo sintió una sensación de vacío tan profunda como la que se trajo desde Venezuela. Ovación compartió el vuelo de vuelta desde Barquisimeto hacia Rosario con la delegación rojinegra, y los rostros de los jugadores, de los integrantes del cuerpo técnico y directivos retrataron esa impotencia que agobia a las personas cuando interiormente saben que no se hizo todo para revertir la historia. Por eso el plantel y el Tata, principalmente, no necesitan que nadie les explique que el equipo no rescató nada porque lució errático en defensa, tieso para generar juego y agarrotado en lo anímico. Fue tan acartonada la propuesta que nadie tuvo la decisión de tomar el toro por las astas para que los demás se encolumnaran detrás suyo. De ahí que todos coinciden, aunque no lo dijeron a viva voz, que el jueves les faltó como nunca ese juego colectivo que tantas veces sacó al equipo de situaciones apremiantes.

La fallida excursión por Venezuela no debe dañar la esperanza, pero tampoco es aconsejable tomarla a la ligera. La presentación rojinegra exige una evaluación que va más allá del resultado específico. Se impone un replanteo para que de ahora en más las fichas del tablero se muevan con inteligencia ajedrecística. En ese sentido, la visión de Martino será muy corta y peligrosamente conformista si piensa que el traspié fue un castigo excesivo para Newell's. Esto que no salió como estaba programado debe empujar a una enseñanza. Ahora lo ideal es no perder el equilibrio para no repetir los errores a la hora de afrontar la doble competencia en marzo, cuando Newell's juegue contra Universidad de Chile primero en el Coloso y luego en Santiago.

Martino sabe que el pensamiento madre que lo llevó a jugársela con un equipo de suplentes contra Lanús y poner a los titulares ante Deportivo Lara sufrió el revés menos esperado. La apuesta no sólo dejó al DT a la intemperie en el plano numérico, sino que condicionó su planificación a futuro. Por la sencilla razón de que ahora el recorrido por el Grupo 7 de la Copa Libertadores ya no asoma a pedir de Newell's ni como lo soñó el Tata cuando decidió las dos formaciones. El margen de error se redujo de manera considerable. Incluso, todo lo que tenía en la cabeza Martino ahora se mezcló en una coctelera que sólo entregará hechos concretos con el devenir de los partidos. Totalmente distinta hubiera sido la situación si Newell's lograba un triunfo en tierras venezolanas y luego cerraba la colección de victorias contra los chilenos y Deportivo Lara en Rosario. De haberse dado eso, el Tata hasta hubiera pensado seriamente en armar dos equipos integrados con algunos titulares cada uno para viajar a Chile y luego a Paraguay para cerrar con Olimpia.

Pero ese hipotético cuadro de acción no atravesó la frontera de la intención. La realidad, que siempre es la que cuenta, obliga a repensar las cosas de tal forma que difícilmente Martino vuelva a dejarse seducir por un mundo imaginario. A favor del Tata hay que decir que lo pensó y al final no salió, pero era lo más conveniente para hacer en estos momentos. Es cierto que la obligación periodística indica que se debe reflejar lo que pasó, pero también es verdad que caerle con una tonelada de críticas al DT con los resultados consumados suena como hacer leña del árbol caído. O, cuanto menos, aprovecharse del rival arrodillado.

Martino debe parar la pelota y hacerla rodar sigilosamente. Con lo que vivió desde el domingo hasta hoy le sobran. Además, si hay algo que el Tata está desacostumbrado desde que es técnico de Newell's es a tener que rearmar filas porque su equipo extravió la identidad que él mismo le dio.

Todos los elogios fueron para Deportivo Lara

“Lara hizo vibrar a todo el Metropolitano”, tituló el diario El Nacional en referencia a la primera victoria que obtuvo el conjunto venezolano en la cita continental ante Newell’s. “Con un libreto ofensivo bien internalizado, Lara no encontró otra manera de defenderse que atacando a su rival”, aseguró el periódico. En tanto, para el diario El Universal, el campeón venezolano “impuso su ley”, asegurando que Lara “se limitó a aguantar las embestidas del cuadro argentino”. Mientras que el matutino Ultimas Noticias dijo que el equipo local “se metió un juegazo” ante Newell’s.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS