Edición Impresa

Newell's: Banega provocó el delirio en el Coloso Marcelo Bielsa

El volante de la selección fue presentado ayer como nuevo refuerzo rojinegro. "Cuando uno desea cosas con el corazón, se terminan haciendo realidad”, dijo Ever ante una multitud.

Martes 04 de Febrero de 2014

"Me cuesta hablar, esto es impresionante", le dijo Ever Banega a Guillermo Lorente, cerca de las 20, mientras salían de uno de los túneles de acceso al campo de juego del Coloso. Una multitud impactante ardía entre banderas, fuegos artificiales y cantos ensordecedores detrás del jugador del seleccionado argentino que se incorporó a Newell's para acercarse a los colores de su alma y cumplir así un sueño personal. "Cuando uno desea cosas con el corazón, se terminan haciendo realidad", señaló el volante, visiblemente emocionado, de cara a las platea doble del museo. En ese momento, los hinchas rojinegros explotaron y le rindieron tributo a su arribo con un aplauso cerrado, conmovedor, que sacó de eje al futbolista y lo llevó al borde de las lágrimas.

La escena era colorida, intensa. Los simpatizantes ofrendaron su pasión innegociable y en cada canción repasaban las ambiciones de este Newell's que afrontará un cuatrimestre muy exigente con tres frentes abiertos. Banega a cada rato miraba al costado y le confiaba al presidente: "Esto es una cosa de locos". Y se ponía la mano en la cara, para no quebrarse.

"Este es el lugar donde más feliz me siento. No lo dudé un momento. Voy a dejar todo por Newell's", destacó Ever, exponiendo sus intenciones, con sus 25 años, mirando el cielo. "Espero poder devolver todo este cariño dentro del campo de juego".

Cada palabra de Banega tenía una devolución inmediata con canciones tribuneras que enmarcaban sus párrafos. "Acá hay un plantel importante, ojalá podamos hacer cosas muy grandes", haciendo una referencia tácita a la Copa, una obsesión común.

Luego, el mediocampista tomó varias pelotas de la marca que viste deportivamente a Newell's, y las regaló a las tribunas que estaban llenas de familias, todos con el uniforme rojinegro, todos con el afán de agradecer el gesto de venir al Parque.

Media hora antes, Lorente lo había presentado formalmente ante la gran cantidad de medios de todo el país que abarrotaron la sala de prensa del estadio rojinegro. Destacó que este es el camino que tiene que seguir Newell’s. Y acto seguido le entregó la camiseta número 19, la que Ever solicitó apenas se iniciaron las negociaciones para arrimarlo a la Lepra.

En ese tramo de contacto de 10 minutos con los periodistas, Banega reconoció que además de Lorente, también lo llamaron varias veces Maxi y Bernardi. En el mismo sentido, reveló que cuando la operación ya estaba definida, Messi se comunicó para comentarle su alegría por la noticia y le hizo llegar un guiño cómplice del Tata Martino.

“Estoy muy feliz de llegar a este club”, remarcó con la sonrisa de un pibe de barrio que vuelve a su terruño, incluso antes de lo previsto. “Deseé tanto este momento, que se me hizo realidad. Desde que salió la posibilidad, siempre la decisión fue venir a Newell’s”, subrayó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario