Edición Impresa

Newell's: Alexis Castro decidió quedarse por la llegada de Gallego como DT

El 2015 arrancó diferente para Alexis Nicolás Castro. Con otro pensamiento e ilusiones renovadas después de un último semestre 2014 nada gratificante para su figura.

Martes 20 de Enero de 2015

El 2015 arrancó diferente para Alexis Nicolás Castro. Con otro pensamiento e ilusiones renovadas después de un último semestre 2014 nada gratificante para su figura. Con pocas —casi escasas— participaciones que lo hicieron analizar "dejar la entidad". La llegada de Gallego eliminó ese pensamiento de su mente y ahora busca un lugar en Newell's. Así lo confirmó el volante en el mano a mano con Ovación, cuando dijo que "no es lindo no jugar, pero ahora tengo muchas expectativas". A lo largo de la charla contó que el hecho de que el DT haya dicho que "jugará el que esté mejor" lo hizo pensar en su permanencia en el club y entendió que el hecho de que no jugara con Raggio "fue por un gusto del técnico".

La cena había quedado atrás cuando Castro bajó al hall del hotel Presidente para dialogar con este diario. Detrás de la ventana que da hacia la calle 4 un grupo de personas estaba con la ñata contra el vidrio tratando de ver a las figuras rojinegras y rescatar alguna foto o autógrafo. Mientras, el volante aprovechaba para relatar que "en este momento las expectativas se renuevan para todos porque empezamos de cero. Este año lo arranco de la mejor manera y con vistas a tener la oportunidad de jugar", señaló.

"No es lindo no jugar mucho —agregó —, pero son cosas que tiene esta profesión y hay que asumirlas sin caerse. Ahora aparecen las chances con un técnico de jerarquía que exige mucho y por eso hay que estar a la altura de las circunstancias".

-¿Cómo se hace para salir adelante cuando un jugador no tiene participación como te sucedió a vos?

—Con mucha cabeza. Ser cabeza dura. Hay que seguir entrenando y sabiendo cómo es este tema. Sin dudas que se hace difícil, pero ya pasó.

-En el final del torneo hubo dudas sobre tu continuidad. ¿Esto era así y te hizo modificar la decisión el hecho de que se produjera el cambio de cuerpo técnico?

—Sí, seguro. Sin seguía el cuerpo técnico anterior, por cómo fue el semestre, iba a buscar la chance de salir del club. Uno tiene una edad en la que busca jugar y tener continuidad. Por lo que pasó con la llegada del Tolo y que haya dicho que me iba a tener en cuenta eso fue un aliciente. Ahora todo dependerá de mí, así que debo trabajar de la mejor manera.

-¿Por qué pensás que no tuviste rodaje?

—No sé, porque tampoco soy de pedir explicaciones y no las tuve. Entendí que era por un gusto del técnico. Obviamente a nadie le gusta estar afuera y mirar los partidos sin jugar. Pero insisto, son decisiones técnicas y lo tomé como eso. Tranquilo y sabiendo que el tiempo pasa y generalmente pone las cosas en su lugar. Y ahora tendré una nueva chance.

-Siempre se dice que cuando los resultados no se dan las responsabilidades son compartidas, ¿en algún momento te sentiste responsable?

—Sí, en momentos de soledad uno piensa qué está haciendo mal o qué le falta para tener la chance. Hay distintos factores. Pero no me vuelvo loco, esta es una profesión muy dinámica en la que en un momento estás abajo y en otro arriba dependiendo de las situaciones. Ahora estoy con el chip puesto en hacer una buena pretemporada y cuando me toque jugar, tratar de cumplir.

-En el partido con Talleres por Copa Argentina, Newell's no tuvo un buen rendimiento y fue eliminado. Quedó como que a partir de ahí perdiste espacio.

—Sí, se dio justo. Fue un encuentro fatídico que no estaba en los planes perder. A partir de ahí (Raggio) tomó la decisión de sacarme a mí y algún otro compañeros y después no tener demasiada participación. Pero son decisiones, gustos, y hay que seguir entrenando sin caerse.

-¿Interiormente tenés el desafío de demostrar que tenés cosas para darle a Newell's?

—Sí, más que nada por el semestre que tuve con Alfredo Berti cuando llegué. No pensé que iba a jugar mucho y hacer goles, además de disputar la Libertadores; algo que era muy lindo. En el segundo pasó lo que todos saben. Ahora siento que tengo mucho para darle a Ñuls y con este nuevo cuerpo técnico es un buen aliciente para entrenar y esperar tener un buen año.

-Se presume un 4-4-2 y con el hueco que dejó Bernardi (se retiró del fútbol) en el medio habrá espacio para pelear en esa zona.

—Sí. Gallego lo dejó claro en el principio cuando dijo que el que esté mejor va a jugar. Obviamente en su cabeza debe tener una base. Hay que sumar de atrás o desde donde me toque y aprovechar cuando sea elegido para estar en el once.

-Lo bueno de este Newell's es que no se desarmó y permaneció la mayoría de los jugadores. ¿Considerás que deben ser protagonistas?

—Este equipo, por los nombres que tiene, debe pelear arriba. Hace un par de años que tiene la vara alta por lo que ha conseguido. Hay que mantenerlo, no es fácil en un fútbol competitivo como el argentino. Por eso la dirigencia eligió este técnico. Esperemos responderle de la mejor manera.

-Siempre se dice que cuando hay un técnico de jerarquía es importante a la hora de aguantar cualquier momento adverso porque tiene "espalda" para hacerlo, cosa que no sucede cuando hay otros que recién están dando sus primeros pasos.

-Sin dudas, eso es propio de gente que recién comienza. Después depende de la capacidad de cada uno de formar los grupos y tener docencia. Quizás ha faltado o tapado eso, pero creo que todo ha sido normal. También fue un momento de transición de lo que fue la era del Tata Martino. Debemos mirar para adelante y hay un técnico para afrontar este momento y poner a NewellSINGLE_RIGHT_QUOTEs en lo más alto posible.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario