Edición Impresa

Newell': Va a transitar por la avenida Brasil, capítulo uno

Newell's visita esta noche a Gremio, el líder invicto del Grupo 6. Berti pone lo mejor que tiene y mantendrá el planteo ambicioso del equipo del Parque.

Jueves 13 de Marzo de 2014

En el durísimo camino por la Copa Libertadores, Newell's visita esta noche a Gremio en Porto Alegre por la tercera fecha del Grupo 6, el más complicado de los 8 que depositarán a 16 equipos en los octavos de final.

El partido es atractivo y sugiere entrar rápidamente en tema. La primera sensación es que resulta difícil imaginar a Newell's saliendo a la cancha a proteger el 0 en su arco antes que priorizar el golpe por golpe. Por dos motivos fundamentales: porque no está en su esencia y porque no sabe hacerlo.

Es opinable pero generalmente no negocia su puesta en escena. Sucede que los rivales también juegan y a veces lo hacen mejor.

Quedará para otra oportunidad discurrir sobre la conveniencia de no poner sobre la mesa el sistema de juego a la hora de planificar un partido. No es el momento.

Esta noche se encontrará con un rival que tiene unas cuantas similitudes, pero cuenta, como dicen los españoles, con el factor campo a su favor.

Es que el Arena do Gremio no tiene las dimensiones típicas de los gigantescos Mineirao, Morumbí o Maracaná, más bien se parece bastante a un terreno de juego convencional. No obstante, Gremio utiliza muchísimo la trepada de sus laterales (Para y Wendell) y allí bien podría imaginarse un choque de trenes con Cáceres y Casco, que son los estandartes rojinegros cuando el equipo ataca ensanchando la cancha.

Bien podría intuirse entonces, que el juego interior tendrá preponderancia. Quien saque ventajas en ese rubro podría tener más chances de apelar con mayor asiduidad y efectividad a los marcadores de punta.

Entonces, la relación con la pelota de Bernardi y Ze Roberto podría ser el termómetro del juego.

El toque de distinción del partido lo da Maximiliano Rodríguez. El sí puede romper las presunciones por cuenta propia.

Son sólo lucubraciones de lo que se supone un desarrollo difícil para Newell's frente a un rival que lo va a atacar, o intentará hacerlo, que no tiene ninguna estrella rutilante, pero que hace un culto del juego asociado. Su talón de Aquiles, fiel a la característica brasileña más de otros tiempos que de la actualidad, es la defensa. Bien puede transformarse en un equipo vulnerable del medio hacia atrás si Newell's le roba el control. Atlético Nacional lo hizo durante unos cuantos minutos, pero falló en la definición. Y terminó perdiendo 3 a 0.

Apenas se intenta juntar elementos y características que pueden formar parte, o no, del desarrollo del partido. Pero es sólo una proyección. Los imponderables del fútbol transforman, generalmente, a la previa en una charla de café con aseveraciones normalmente temerarias.

Y si no, sólo bastaría con recorrer la previa del partido que jugaron el martes en Medellín Atlético Nacional y Nacional de Montevideo. Una contingencia del juego al minuto, la expulsión de Bernal, hizo trizas cualquier presunción y proyección.

Para Newell's y Gremio arranca esta noche un mano a mano de 180 minutos. En seis días, el que salga mejor parado del doble enfrentamiento, seguramente tendrá pagado gran parte del pasaje a los octavos de final. Juegan esta noche en el Arena do Gremio y el miércoles próximo (a las 22) en el Coloso.

Los dos pondrán en cancha lo mejor que tienen. A Newell's le faltarán Mateo y Muñoz por lesión, pero el resto se ciñe al equipo ideal. En Gremio juegan todos.

Como siempre, los primeros 20 minutos de juego marcarán una tendencia, pero faltarán 70' y la revancha. En el combo está el negocio. Sin temor a caer en exageraraciones, bien podría asegurarse que la llave de la clasificación está en 180 minutos. Aunque después faltarán otros dos partidos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS