Edición Impresa

Nery Domínguez confesó que "el grupo sabe lo que quiere para Central"

Habla y juega pausado. Nery Domínguez vive con cierta ansiedad la vigilia del pasional clásico que se disputará esta tarde en el Gigante entre Central y Newell’s.

Domingo 19 de Octubre de 2014

Fuera de una cancha se muestra tal cual como cuando corre dentro de un rectángulo. Habla y juega pausado. También es punzante cuando quiere. Nery Domínguez vive con cierta ansiedad la vigilia del pasional clásico que se disputará esta tarde en el Gigante entre Central y Newell’s. El volante auriazul no lanzó dardos hacia el Parque porque no es el estilo que se comulga en Arroyito. Aunque ofrendó varias frases que pintan cuál es la génesis del grupo que integra de cara al trascendental desafío “Es un partido clave y se juegan muchas cosas. Estos tipos de enfrentamientos son únicos y suelen ser decisivos. Lo que pasará en la cancha puede marcar un antes y un después en cada uno de nosotros. El grupo sabe lo que quiere. Por lo tanto, trataremos de hacer lo mejor para poder ganarlo como lo hicimos en las dos última anteriores oportunidades”, fueron algunas de las declaraciones que le formuló el volante canalla a Ovación, mientras aguarda con paciencia y optimismo para salir al campo de juego que mejor le sienta en su interior.

   —¿Qué te genera el hecho de que seas el único de los volantes que volverá a jugar en relación al último clásico?

   —Satisfacción en primer lugar. Por suerte disputé los dos últimos, donde nos quedamos con los triunfos, y ahora tendré la chance de volver a estar. Es un privilegio vivir desde adentro estos encuentros, por lo que ahora sólo espero dar lo mejor para ver si podemos conseguir la victoria, que será muy importante para nosotros.

   —¿Le juega a favor que ya saben cómo juega Newell’s?

   —En realidad los dos equipos nos conocemos y sabemos bien cómo juega cada uno. Sabemos bien lo que pueden dar ellos, como también Newell’s sabe lo que puede dar Central. Por ahí no venimos haciendo las cosas como pretendíamos al principio, pero al ser un clásico todo es distinto y ojalá salga un buen partido.

   —El medio leproso tiene jugadores con más hombres de experiencia con respecto a ustedes, ¿los condiciona o influye en algo eso?

   —No será la primera vez que nos toque enfrentarnos con un medio donde prevalece la experiencia. Sabemos que tienen buenos jugadores. De hecho sabemos lo que genera Bernardi en su esquema como también que Villalba tiene buen pie. Pero nosotros también tenemos lo nuestro y por eso trataremos de contrarrestar los intentos que puedan llegar a realizar. Sobre todo porque venimos de algunas derrotas seguidas por el torneo local y eso no nos gusta nada. Es un partido clave y se juegan muchas cosas claves.

   —¿Sentís que tienen una doble presión entonces?

   —Doble, no pero sabemos que hay presión para ambos. Acá no se mira para atrás ni nada de eso. Estos tipos de enfrentamientos son únicos y suelen ser decisivos. Por eso, creo que lo que pasará en la cancha puede marcar un antes y un después en cada uno de nosotros. Por lo tanto, trataremos de hacer lo mejor para poder ganarlo como lo hicimos en las dos última anteriores oportunidades.

   —¿Puede marcar un antes y un después porque ambos vienen muy irregular?

   —Sí, por eso. Por ahí si metemos un triunfo puede ser nuestro despegue.

   —¿El que gana salva el semestre?

   —No sé si se salva la ropa. En nuestro caso aún tenemos la Copa Argentina. Queremos ganar por lo que significa el partido. Nosotros también tenemos nuestros objetivos, aunque a corto plazo es obtener un triunfo. Luego será momento de enfocarnos en lo que vendrá. Aunque lo inmediato es Ñuls.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario