Edición Impresa

Negocios y vecinales decidieron colaborar

A la hora de buscar alternativas para que los vecinos de las áreas más inseguras obtengan su correspondencia, los propios habitantes de esos lugares se ofrecieron como depositarios de las cartas. Por ejemplo, para evitar entrar a Garzón al 1400 o Campbell al 1600, en el barrio Empalme Graneros, un quiosco de la zona recibe el material. Luego, la gente se acerca allí para retirarlo.

Domingo 06 de Abril de 2014

A la hora de buscar alternativas para que los vecinos de las áreas más inseguras obtengan su correspondencia, los propios habitantes de esos lugares se ofrecieron como depositarios de las cartas. Por ejemplo, para evitar entrar a Garzón al 1400 o Campbell al 1600, en el barrio Empalme Graneros, un quiosco de la zona recibe el material. Luego, la gente se acerca allí para retirarlo.

En el caso de la villa La Bombacha (inmediaciones de Juan B. Justo y Acevedo), es necesario concurrir a la sucursal del Correo Argentino de Juan José Paso 1502. Y, si se trata de Reconquista y Travesía, un almacén prestó colaboración.

Además, ocurre lo propio con la vecinal de Teniente Agneta 318 para la zona que la circunda.

Los carteros directamente decidieron no ingresar más al área de San Lorenzo al 9200 y Magaldi al 9400, aparte de los pasajes 1.629, 1.662 y 1.649. Y lo propio ocurre con el sector de Eva Perón al 6100 hacia adentro de la avenida o de Pellegrini en cercanías de las cuadras que van del 4700 al 5100. Para estos casos, como en ciertas partes de barrio Godoy, no queda otra posibilidad que ir al local de Correo Argentino más cercano. Claro que en muchos casos esa dependencia queda a decenas de cuadras.

En determinados sitios de la ciudad no es fácil hallar predisposición de los vecinos para que dispongan inmuebles cercanos a las zonas más calientes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario