Edición Impresa

Nadal y Federer, el león herido y el maestro eterno

Nadal sacó adelante su partido ante Dimitrov soportando una ampolla de su mano y se cruzará en la semifinal de mañana con Federer, quien le dio una clase a Murray.

Jueves 23 de Enero de 2014

Todo es posible en Australia: un número uno del mundo que juega con la mano sangrando, y gana. Y un veterano, quizás el mejor jugador de todos los tiempos, feliz como un teenager y también victorioso. Son Rafael Nadal y Roger Federer, rivales mañana en una semifinal de lujo en el Abierto de Australia.

Mientras el suizo Roger Federer cerró ayer su partido de cuartos de final derrotando con autoridad al escocés Andy Murray por 6/3, 6/4, 6/7 (6) y 6/3, el español Rafael Nadal sufrió como pocas veces para batir al búlgaro Grigor Dimitrov por 3/6, 7/6 (3), 7/6 (7) y 6/2.

"Espero que ustedes lo hayan disfrutado, yo sufrí un montón", dijo un sincero Nadal (1º del ranking) al público tras un partido que le costó y que Dimitrov (22º) dejó con lágrimas.

El partido de Nadal fue sumamente extraño. Durante buena parte de la tarde no se movió bien, pisaba con cuidado y dudas, y pegaba los tiros con el brazo, sin usar el resto del cuerpo. Sacaba además a 170 kilómetros por hora, muy por debajo de lo habitual. Una ampolla sangrante en la mano izquierda era la explicación.

"Nadal tiene problemas con la ampolla en la mano. No sé cómo es humanamente posible que juegue con eso", se asombraría horas después Boris Becker, entrenador de Novak Djokovic.

Por su parte, Federer (6º) llegó a su 34ª semifinal en un Grand Slam, al superar a Murray (4º) con un juego que hizo recordar al suizo de los mejores tiempos. "Estoy mucho mejor que el año pasado", manifestó el ex número uno.

Pese a que Nadal le saca una ventaja de 22-10 en los enfrentamientos personales, Federer está entusiasmado.

"Lo estoy esperando, sé que va a ser un buen partido, duro", pronosticó Federer.

El primer finalista. Mientras la semifinal entre dos de los grandes protagonistas de la historia del tenis, Nadal y Federer, será mañana, la otra es más inesperada y la disputarán hoy el checo Tomas Berdych y el suizo Stanislas Wawrinka, a las 5.30 (televisa Espn).

El único de los dos que accedió a una final de un Grand Slam fue Berdych, en Wimbledon 2010 y el checo confía en que se repita. "Tengo algo más de experiencia que Stan (Wawrinka). Al menos gané una vez una semifinal", dijo Berdych. La historia es distinta en duelos entre sí: el suizo prevalece 8-5.

Esta madrugada era el turno de las semifinales femeninas: Na Li (China, 4ª) v. Eugenie Bouchard (Canadá, 31ª) y Agniezka Radwanska (Polonia, 5ª) v. Dominika Cibulkova (Eslovaquia, 24ª).

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS