Edición Impresa

Naciones Unidas reclamó a Maduro que respete derechos e investigue la represión

El Alto Comisionado para los Derechos Humanos pidió enjuiciar a los grupos parapoliciales que atacaron a los estudiantes en medio de las protestas en la capital venezolana.

Sábado 15 de Febrero de 2014

El Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU pidió al gobierno de Venezuela que enjuicie a los responsables de ataques contra manifestantes antigubernamentales, que dejaron esta semana tres muertos en Caracas. El gobierno inició ayer procesos penales contra 10 detenidos por los disturbios del miércoles, incluidos dos menores de edad. La oposición, en tanto, reclamó al gobierno que desarme de inmediato a los grupos parapoliciales conocidos como "colectivos" y que actúan con impunidad contra las manifestaciones. Estas se mantenían ayer en todas las ciudades venezolanas. En Caracas miles de jóvenes marcharon hasta la sede de la OEA. Un reporte de una ONG de abogados indicó que 148 estudiantes y otros manifestantes estaban detenidos ayer por la tarde en toda Venezuela, muchos de ellos en instalaciones militares y sin acceso a defensa.

La ONU declaró que esos actos violentos "deben ser enjuiciados y sancionados con las penas adecuadas", según afirmó en Ginebra el portavoz del Alto Comisionado, Rupert Colville. "Estamos especialmente preocupados por informaciones sobre ataques contra manifestantes por parte de grupos armados que actúan con impunidad. También nos preocupa que la situación pueda desencadenar más estallidos de violencia", afirmó Colville. Tres personas murieron el miércoles en Caracas.

Ataque a periodistas."También hemos recibido preocupantes informaciones sobre intimidaciones a periodistas, a algunos de los cuales se les incautaron sus equipos, así como informaciones de que periodistas locales e internacionales fueron agredidos cuando cubrían las protestas", añadió Colville. "Además, algunos manifestantes habrían sido detenidos y podrían ser enjuiciados, acusados de «terrorismo». Se ha informado que a algunos manifestantes, incluidos menores, se les ha negado tomar contacto con sus familiares o abogados", denunció el vocero de Naciones Unidas.

Precisamente ayer, la Fiscalía General anunció la apertura de procesos contra 10 manifestantes detenidos, y entre ellos, dos menores de edad, acusados de participar en hechos de violencia. Los 10 manifestantes quedaron en libertad pero sometidos a régimen de presentación en tribunales. Según el gobierno se liberaron ayer a 25 de 99 detenidos oficiales. Todos los liberados quedaron imputados. Pero según denuncias otras decenas permanecían detenidos en sedes policiales o incluso en cuarteles militares. Además, anoche había nuevos episodios, al parecer con más detenidos.

Al reclamo de la ONU desde Ginebra se sumó Amerigo Incalcaterra, representante para América del Sur del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnur). Incalcaterra recordó que "el Estado debe garantizar el ejercicio del derecho de reunión pacífica y a la libertad de opinión y expresión, fundamentales e indispensables en una democracia". Incalcaterra solicitó al Estado que "investigue la posible participación de grupos armados en estos hechos violentos", y le recordó su "obligación de investigar de forma inmediata, exhaustiva e imparcial las muertes, de conformidad con sus compromisos internacionales". Asimismo, expresó preocupación por intimidaciones y ataques contra defensores de derechos humanos y periodistas. Las denuncias de la ONU se suman a la de Amnistía Internacional, que también reclamó a Caracas la investigación y castigo por la represión ilegal.

En tanto, el presidente de la Conferencia Episcopal de Venezuela (CEV), Diego Padrón, reclamó al gobierno que desarme a sus parapoliciales. La alianza opositora venezolana Mesa de Unidad Democrática (MUD) también exhortó al gobierno a desarmar a los grupos parapoliciales llamados "colectivos". Estos son grupos armados ilegales del gobierno que actuaron esta semana contra las manifestaciones opositoras. Estos grupos operan en motos, tienen sus bases en barrios populares y ostentan armas de guerra. Ayer se exhibieron públicamente, dado que uno de los fallecidos pertenecía a sus filas. Despidieron al caído con descargas de sus armas de guerra. En los peores momentos del miércoles 12 se los vio disparando contra manifestantes.La MUD agregó que las manifestaciones son muestras de una inconformidad real que no será sofocada. Venezuela vive una crisis económica muy aguda, con inflaciónl y escasez generalizada de bienes.

Líderes en peligro.Ayer los estudiantes realizaron nuevas marchas, tanto en Caracas como en otras ciudades. En la capital, se destacó una marcha hasta la sede de la OEA. Al anochecer había incidentes en una autopista. La MUD expresó solidaridad con el dirigente Leopoldo López, acusado por el gobiernoa y que enfrenta una orden de arresto bajo graves cargos. Además, "advertimos sobre un posible allanamiento a la inmunidad parlamentaria de María Corina Machado", diputada que ha llamado a salir a la calle y solicitar la renuncia de Maduro.

Anoche, el presidente venezolano recurrió por tercer día consecutivo a la cadena nacional. Lanzó un "programa de pacificación nacional". Mientras, las protestas continuaban y eran reprimidas por la policía y los militares.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS