Edición Impresa

Nacho Scocco anotó dos goles clave y su efectividad reclama titularidad

Está muy afilado. Tiene a la red como aliada. Y en el fútbol cuando hay un delantero en racha lo más factible es que su equipo gane, incluso si el resultado viene trabado y parece que el cero en el arco contrario no se va a modificar.

Lunes 03 de Septiembre de 2012

Está muy afilado. Tiene a la red como aliada. Y en el fútbol cuando hay un delantero en racha lo más factible es que su equipo gane, incluso si el resultado viene trabado y parece que el cero en el arco contrario no se va a modificar. El goleador tiene la virtud de irrumpir en el instante menos esperado, de golpear cuando parece que está todo el pescado vendido. Este es el momento dulce que vive Ignacio Scocco, que apenas jugó 76 minutos siempre ingresando desde el banco de suplentes y ya clavó dos estocadas extraordinarias que sirvieron para apuntalar la gran campaña que está realizando Newell's en el arranque del torneo Inicial. Nacho está picante y se viene el trascendental choque del domingo ante River. ¿Será el momento de que salte a la cancha como titular? Es el interrogante que durante la semana deberá resolver Gerardo Martino.

Scocco vino de ser campeón en Emiratos Arabes y mientras resolvía los papeles de su llegada a Newell's realizó la pretemporada en Adiur. Incluso todo se finiquitó en el filo del arranque del campeonato y fue habilitado por la AFA recién para la segunda fecha ante Lanús. Justamente ante el granate Nacho sumó minutos en reserva y allí anotó un golazo, entrando al área por la izquierda y clavando la pelota en el segundo palo. Después el punta falló un penal por arriba del travesaño.

En la tercera fecha fue el momento de la vuelta oficial a la primera división y allí ingresó ante San Martín a los 68 minutos cuando Newell's ganaba 1 a 0 y aguantaba el resultado con un hombre menos. A los tres minutos de entrar Nacho sacó un verdadero misil desde afuera del área que se clavó en el arco del Palomar y sentenció el triunfo. Su retorno al equipo donde dio la vuelta olímpica en el Apertura 2004 no pudo ser mejor.

En la cuarta fecha Nacho siguió en el banco ante Belgrano y allí Martino dispuso su ingreso a los 63' minutos. El cero a cero no se modificó en el Mario Alberto Kempes. Y el último sábado, por la quinta fecha, saltó a la cancha a los 63 minutos cuando el partido con Estudiantes estaba igualado sin goles y se encaminaba a terminar de esa manera. Pero no fue así. Volvió a aparecer Scocco tras una gran asistencia de Urruti. Nacho se perfiló entrando al área por la derecha y cruzó la pelota con sutileza al segundo palo de Justo Villar para darle la agónica victoria a los rojinegros en el cuarto minuto de descuento.

No hay dudas de que Nacho está picante y se sabe que en el fútbol goles son amores. Por eso a fuerza de efectividad Scocco le mete presión, en el buen sentido de la palabra, al Tata Martino para que lo incluya desde el primer minuto. Claro que lo mejor que le puede pasar a un DT es tener recambios de jerarquía. Y hoy en el ataque, al igual que en todas las líneas, Newell's lo tiene.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario