Edición Impresa

Murió por un balazo disparado en un atraco a 80 metros de su casa

Un chico de 15 años fue asesinado de un balazo en el cuello cuando estaba en la puerta de su casa y dos ladrones intentaron robar la camioneta de un vecino. El hecho ocurrió ayer en Villa Caraza, localidad del partido de Lanús, en el sur del conurbano bonaerense.

Lunes 08 de Septiembre de 2014

Un chico de 15 años fue asesinado de un balazo en el cuello cuando estaba en la puerta de su casa y dos ladrones intentaron robar la camioneta de un vecino. El hecho ocurrió ayer en Villa Caraza, localidad del partido de Lanús, en el sur del conurbano bonaerense.

La principal hipótesis apunta a que el tiro que mató a Guillermo Maximiliano Cuadros fue realizado por uno de los asaltantes ya que las víctimas del robo, si bien se resistieron, aseguraron que no estaban armadas.

Vecinos. Fuentes policiales confirmaron que el hecho se desencadenó pasada la medianoche del sábado. Eran cerca de las 0.30 cuando Cuadros conversaba con un amigo en la puerta de su casa y a unos 80 metros de allí, se detuvo una camioneta Hyundai negra conducida por un abogado que iba acompañado de un amigo que pasaba a buscar a su novia, una gestora que vive en esa cuadra.

Según las fuentes consultadas, en momentos en que estos dos hombres y la mujer estaban a bordo de la camioneta apareció un Puegeot 206 con al menos dos ladrones armados que los asaltaron. "Intentaron robar a punta de pistola a las tres personas, que hicieron un maniobra evasiva. Y entonces se escuchó un disparo", explicó un jefe policial.

En esas circunstancias, los ocupantes de la camioneta abandonaron el lugar, mientras que el adolescente caía malherido de un tiro en el cuello.

Luego del disparo los delincuentes fugaron sin perpetrar robo alguno. Y el chico herido fue llevado por familiares hasta el Hospital Evita de Lanús, donde murió minutos después.

Efectivos policiales realizaron los peritajes correspondientes y recabaron datos a través de testigos ocasionales. Entre los testimonios está el del chico que charlaba con Cuadros cuando éste recibió el tiro. El amigo de la víctima contó que él presenció el intento de robo y luego oyó una detonación y vio que la Hyundai y el Peugeot abandonaban el lugar.

Sin armas. Por su parte, el acompañante de la camioneta y la gestora se presentaron ayer al mediodía ante la policía para relatar lo sucedido, mientras que el abogado que conducía la Hyundai fue citado para declarar por la tarde. Los tres coincidieron en que se resistieron al asalto pero que no dispararon porque no portaban armas de fuego.

Por su parte, el abogado contó que los delincuentes tiraron hacia donde estaba el adolescente y entregó su camioneta para que fuera peritada. A simple vista que el vehículo presentaba un orificio compatible con un balazo en la puerta del acompañante, por lo que no descartaban que hayan sido dos los disparos efectuados.

Por otro lado, los pesquisas aguardaban los resultados de la autopsia al cadáver de Cuadros para saber de qué calibre era la bala que lo mató, mientras se analizaban las imágenes de cuatro cámaras de vigilancia instaladas cerca de la escena del crimen en busca de pistas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario