Edición Impresa

Murió la nena que fue alcanzada por una bala perdida en la capital santafesina

La pequeña Serena agonizó una semana luego de haber recibido, dentro del club al que asistía, un disparo producido en otro sitio. El proyectil cruzó la laguna Setúbal.

Sábado 07 de Diciembre de 2013

Serena Martínez, la nena de seis años que fue alcanzada por una bala perdida en el club Regatas de la ciudad de Santa Fe, murió anteanoche tras haber agonizado durante una semana en el hospital de Niños Orlando Alassia de la capital provincial. La pequeña había sido herida por un proyectil proveniente de un tiroteo entre fracciones de la Unión Obrera de la Construcción (Uocra), el disparo cruzó la laguna Setúbal, de barrio Alto Verde, hasta el club.

El hecho ocurrió el viernes 29 de noviembre, cuando Serena se encontraba en el club Regatas, sobre la margen oeste de la laguna Setúbal, a escasos metros del Puente Colgante. Festejaba junto a un centenar de niños el cierre de actividades infantiles de ese reconocido espacio recreativo y de pronto cayó herida por un proyectil proveniente de la orilla opuesta del espejo de agua.

Más allá de las cadenas de oración y buenos deseos, su pronóstico fue reservado desde que ingresó y sus posibilidades de vida se mantuvieron toda la semana con escasos cambios.

Sólo una imagen de los rostros en la sala de velatorio puede describir el dolor lacerante que los destrozaba por dentro. La bala hirió a muchos más que a Serena y a muchos más que a sus familiares. Santa Fe acusó el golpe como pocas veces antes. El antecedente más cercano de marchas y reclamos de esta magnitud tiene más de un año. Fue cuando un violador atacó a una joven que atendía un comercio de la Peatonal, a mediados del año pasado.

Carolina Walker, abogada de la familia de Serena, confirmó que tras conocerse la noticia del fallecimiento de la nena, se comunicaron funcionarios de alto rango del gobierno provincial para expresar sus condolencias y ponerse a disposición.

La causa. Anteayer, el juez de instrucción penal Nº 3, Luis Silva, comenzó la ronda de indagatorias a cuatro detenidos por la balacera ocurrida el viernes pasado en Alto Verde y que tuvo como saldo el fallecimiento, ayer, de Serena Martínez. El tiroteo habría sido producto de un enfrentamiento entre patotas gremiales dentro de la Uocra, el gremio de la construcción inmerso en una áspera disputa por la conducción local desde abril pasado.

También se conocieron los resultados de dos pericias balísticas elaboradas sobre dos armas de fuego halladas en los allanamientos. Los informes se elaboraron sobre un revólver calibre 22 largo que estaba apto para disparar, y una pistola 9 milímetros. Sobre los proyectiles, se peritaron cinco vainas servidas calibre 22 y otras 17 vainas servidas de 9 milímetros. Una de estas habría sido la que impactó en la nena. Entre los detenidos también hubo dos menores que fueron indagados por la jueza de Menores de turno, Susana de Bilich, mientras tanto, la Justicia continúa la búsqueda de otras cuatro personas que estarían vinculadas al tiroteo.

El intendente santafesino José Corral se refirió ayer al trágico final de Serena, y reclamó terminar con las mafias y el crimen organizado que tienen en vilo a la ciudad "porque también hemos visto muchas veces que detrás de esas balas hay mafias, las mafias de las barras, de los gremios, el narcotráfico", razonó.

Señales del dolor. El silencio y el dolor se apoderaron de la sala velatoria donde se despidió a Serena. Familiares, amigos y maestras de la nena acompañaron el adiós en calle Suipacha y 25 de Mayo, donde decenas de personas se acercaron para darle el último adiós a la nena y brindar el respaldo y solidaridad a su familia, golpeada por una tragedia horrenda.

La familia de Serena, de una profunda fe católica, estuvo acompañada en estos días por varios representantes de la Iglesia. Uno de ellos, el padre Axel Arguinchona, insistió en que "no hay que perder la esperanza y nunca bajar los brazos", y dijo que "los creyentes no deben perder la fe en Dios" y los que no participan de esta elección religiosa "tienen que creer en un mundo mejor para todos".

El padre Axel resaltó la importancia del acompañamiento a la familia. "Nosotros como sociedad podemos acompañarlos desde la oración, el estar presentes, pero también con el compromiso de generar una sociedad nueva", indicó. Y pidió que "cada uno en su conciencia reflexione, no por pensar «si me pasa a mí», sino por pensar en el dolor y sufrimiento del otro".

Informe: Diario UNO Santa Fe Villa constitución

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS