Edición Impresa

Municipales ya amenazan con parar si no hay paritaria

En diálogo con La Capital, Ratner reiteró el rechazo a “un bono o plus de fin de año en los términos que deslizaron las autoridades de la Municipalidad de Rosario”, cercanas a los mil pesos.

Sábado 01 de Noviembre de 2014

Los trabajadores municipales de toda la provincia fijaron ayer un ultimátum a las intendencias de Santa Fe: de no convocarse la semana próxima a paritaria para reabrir la discusión salarial habrá medidas de fuerza. El titular del gremio local de los empleados comunales, Antonio Ratner, reiteró el rechazo del sector a un bono y advirtió que el piso de compensación a reclamar “será de entre el 10 y el 12 por ciento” ya que la suba de sueldos acordada en marzo para 2014 fue del 29 por ciento. “Y la inflación anual está cerca del 40”, agregó.

   Un plenario de la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales de Santa Fe (Festram) decidió ayer exigirle a la Secretaría de Municipios, Comunas y Regiones que convoque la semana próxima a paritarias.

   En la misma deliberación de ayer, los municipales ya advirtieron que de no concretarse esta instancia de diálogo, en noviembre habrá medidas de fuerza en los municipios y comunas de la provincia.

   En diálogo con La Capital, Ratner reiteró el rechazo a “un bono o plus de fin de año en los términos que deslizaron las autoridades de la Municipalidad de Rosario”, cercanas a los mil pesos.

   Ratner remarcó que el sector pretende “una reapertura formal de la paritaria para compensar el impacto de la inflación. El acuerdo salarial de marzo fue del 29 por ciento, los precios están subiendo cerca del 40 y la discusión para 2015 arranca en cinco meses”.

   De allí que la Festram irá a la paritaria con un piso de pedido de recomposición salarial de “entre el 10 y 12 por ciento”. Aumento “que debe alcanzar a los jubilados y pensionados”, agregó.

   Consultado sobre los dichos de la secretaria de Hacienda, Verónica Irízar, quien condicionó el plus de fin de año a que el Concejo avale una suba de la tasa general de inmuebles (TGI) para 2015, Ratner disparó: “Eso es una extorsión inadmisible de aceptar”.

   Para el gremialista, ese planteo “pone a los trabajadores municipales enfrentados con los vecinos. Tendría algún asidero si todos los meses cobraríamos un plus, pero esto es un planteo paritario”.

   “En realidad —continuó— la señora intendenta (Mónica Fein) debería explicarle a los rosarinos en qué gasta la plata. Este año por la inflación y la devaluación llegaron mucho más fondos coparticipables federales y provinciales pero no le alcanza y sólo piensa en subir las tasas locales”.

   Ratner celebró que los ediles opositores “rechazaron la extorsión del Ejecutivo y diferenciaron la discusión del presupuesto del año próximo del legítimo reclamo del sindicato de recomponer el poder adquisitivo”.

   “Esperemos que Fein y su gabinete se sienten a negociar dejando de lado las chicanas, sino habrá conflicto”, avisó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario