Edición Impresa

Mujica defendió la legalización de la marihuana en Uruguay

Mujica dijo que las autoridades de Colorado "le pierden el rastro al que compra", lo que no ocurrirá en Uruguay, y que allá cualquiera puede acceder a las cantidades de droga que desea

Sábado 03 de Mayo de 2014

El presidente José Mujica defendió el plan para legalizar la marihuana de Uruguay y lo consideró mejor que el que se estableció en Colorado, Estados Unidos, donde, según el mandatario, hay una gran "hipocresía". Señaló que la ley uruguaya, cuya reglamentación se espera para las próximas horas, será más dura y menos permisiva para los compradores de cannabis.

Mujica dijo que las autoridades de Colorado "le pierden el rastro al que compra", lo que no ocurrirá en Uruguay, y que allá cualquiera puede acceder a las cantidades de droga que desea. "Es todo una ficción lo que hacen en Colorado. Hay lugares donde hay talonarios con la firma de un médico. Entonces usted va, dice que precisa marihuana porque le duele una oreja, llena el talonario, se autorreceta y ya tiene la firma de un médico. Eso es de una hipocresía brutal", dijo Mujica desde su pequeña finca, diez días antes de viajar a Estados Unidos para reunirse con el presidente Barack Obama.

La reglamentación uruguaya establecerá que cada usuario podrá retirar de las farmacias solo diez gramos de marihuana por semana. "No acompañamos la idea de que la marihuana es benigna, es poética y toda rodeada de virtudes. Ninguna adicción es buena", dijo. "Y si para evadirme del mundo necesito una pichicata (droga) ando mal. Yo tomo un vaso de whisky comúnmente. Pero si tomo una botella de whisky todos los días me tienen que tratar. No quiere decir que el whisky sea bueno, pero hay ciertos márgenes un poco tolerables. El problema es cuando transgredimos esos márgenes".

Consumo racional. El mandatario dijo que lo que se intenta es mantener a los consumidores de marihuana dentro de esos márgenes tolerables. "Nosotros no vamos a fomentar la fumata, la bohemia, todo eso que lo quieren revestir de inocuo y todo eso. Nos tratarán de viejos reaccionarios. Pero ésta no es una política que busque expandir el consumo de la marihuana. Lo que busca es mantenerlo dentro de una racionalidad y que no hay que deslizarse en el camino de una enfermedad".

Mujica atendió a Associated Press en su jardín tras una breve salida en su Volkswagen Escarabajo, junto a su esposa, para comprar carne en una carnicería de la zona. El presidente respondió a las preguntas rodeado de gatos y perros, entre ellos un galgo recién incorporado a su hogar luego de que alguien lo abandonara en la entrada de su chacra. Mujica también habló sobre su intención de recibir presos de la cárcel de Guantánamo y la política exterior de Estados Unidos.

Experimento social. El intento de Uruguay por combatir el tráfico de marihuana es seguido de cerca en América latina, donde la legalización de algunos narcóticos es considerada cada vez más como una posible alternativa contra la violencia del negocio de la droga. Países del primer mundo que tienen bajo debate la legalización de la marihuana también están mirando hacia el pequeño país sudamericano, aunque las Naciones Unidas ha criticado la ley porque considera no es la solución al problema del consumo y venta de las drogas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario