Edición Impresa

Mujeres, derechos y prácticas hospitalarias

La primera etapa del trabajo incluyó una serie de jornadas de capacitación a los estudiantes, los profesionales y los equipos de salud que participan del proyecto en los dos hospitales.

Sábado 27 de Septiembre de 2014

"Si bien hay un marco legal que garantiza el acceso de las mujeres a sus derechos sexuales y reproductivos, muchas veces se instalan barreras que hacen que la población no pueda ejercer esos derechos", afirma Susana Arminchiardi, responsable del Servicio de Trabajo Social del Hospital Roque Sáenz Peña y una de las impulsoras del proyecto "Catalejo", que busca allanar esos obstáculos presentes en las prácticas de salud.

De la iniciativa participan las facultades de Ciencia Política (con sus escuelas de Trabajo Social y Comunicación Social), Derecho y Ciencias Médicas, además del Hospital Escuela Eva Perón y el Sáenz Peña. "Lo que buscamos es crear espacios de reflexión y acción para promover el real acceso a los derechos sexuales y reproductivos y es una experiencia que, realmente, ya está mostrando muy buenos resultados", dice Arminchiardi.

La primera etapa del trabajo incluyó una serie de jornadas de capacitación a los estudiantes, los profesionales y los equipos de salud que participan del proyecto en los dos hospitales. Después llegaron los que en los hospitales bautizaron como "encuentros saludables", una serie de intervenciones en las salas de espera de las maternidades para repasar con los usuarios del servicio cuestiones como planificación familiar, acceso a anticonceptivos o parto respetado.

"Estas experiencias constituyen un espacio donde todos aprendemos, no sólo los alumnos universitarios. La manera en que nos involucramos con los temas, la investigación y la capacitación constante, aparte de la generación de espacios educativos dentro de los hospitales, nos retroalimenta y estoy convencida de que nos permite transformar las prácticas", asegura Arminchiardi.

Y en eso andan los estudiantes, docentes y equipos de salud de los dos hospitales que integran la propuesta de Catalejo: festejando la semana de la lactancia y del parto respetado, acompañando a las futuras mamás a conocer la sala de parto, flexibilizando horarios de visita o "fomentando buenas prácticas y garantizar el empoderamiento de parte de la población para el ejercicio de esos derechos".

El desafío para el año próximo es el diseño de espacios de consejería en salud sexual y reproductiva, lugares a donde se pueda acceder sin turno.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario