Edición Impresa

Muere un joven víctima de una brutal balacera en una esquina de la zona sur

El portavoz policial refirió que, según algunos testigos, en ese momento apareció un automóvil que podría ser un Peugeot 206 o un Volkswagen Gol de color gris y vidrios polarizados en el que iban varios hombres.  

Lunes 28 de Enero de 2013

Un joven de 25 años que recibió un tiro en la cabeza en una esquina de la zona sur murió ayer a la tarde en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez. En el mortal ataque resultaron baleados otros dos jóvenes que estaban con él. Hasta anoche, los investigadores no habían determinado la motivación del violento suceso ni habían identificado a sospechosos.

   El vocero consultado señaló que todo se desató cerca de la 1.40 de ayer en la esquina de Pavón y Benito Juárez, en jurisdicción de la comisaría 11ª. Allí se encontraba Lucas Fabián Espina, un joven de 25 años con prontuario abierto, acompañado por Gonzalo M., de 28, y Omar D., de 19.

   El portavoz policial refirió que, según algunos testigos, en ese momento apareció un automóvil que podría ser un Peugeot 206 o un Volkswagen Gol de color gris y vidrios polarizados en el que iban varios hombres.

   Una versión indica que el conductor del vehículo frenó con brusquedad y que entonces varios balazos partieron desde el interior del vehículo.

   No obstante, otros vecinos afirmaron que dos o tres personas bajaron del auto y comenzaron a disparar contra los jóvenes que se encontraban en la esquina. Incluso algunos mencionaron la utilización de una metralleta.

   Lo cierto es que Lucas y sus dos amigos fueron alcanzados por balas que, en virtud de las vainas recogidas en el lugar, podrían corresponder a una pistola calibre 9 milímetros.

Herido. Espina resultó a raíz de varios disparos que impactaron en el cráneo, la espalda, el tórax y el pie izquierdo. El muchacho se derrumbó malherido al suelo y un rato después una ambulancia del Sies lo trasladó hasta el Heca. Sin embargo, a las 14 de ayer murió en el efector a raíz de la gravedad de las heridas que había sufrido.

   El portavoz policial consultado señaló que el joven asesinado tenía antecedentes delictivos a partir de 2006. En ese año había estado acusado de robo calificado, amenazas y lesiones. Y también en 2008 estuvo acusado en un hecho por tenencia y portación de arma.

   En cuanto a las heridas sufridas por Gonzalo M, los proyectiles le atravesaron el pie, el omóplato izquierdo y el brazo derecho. El joven quedó internado en el Hospital Roque Sáenz Peña.

   En el mismo centro asistencial se encontraba Omar D. luego de recibir un tiro en el glúteo y otro balazo en el hombro derecho.

   Al cierre de esta edición ambos continuaban en ese efector con pronóstico reservado. La fuente consultada dijo que Omar D. tiene prontuario por robo, tentativa de robo y violación de domicilio.

Presunciones. Hasta anoche los investigadores policiales no habían determinado fehacientemente los motivos de la fatal balacera, pero presumían que podría tratarse de un acto de venganza. Tampoco habían localizado a los autores del ataque, pero sí sabían que Espina vivía en Pavón al 4600, a una cuadra de donde recibió el tiro mortal.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS