Edición Impresa

Mozzo, un refuerzo que Russo tenía en el plantel de Rosario Central

"Yo quería volver cuanto antes, entrenar y estar con el grupo", dijo el volante. Está listo para regresar tras una larga inactividad por lesión, pero no le resultará sencillo ganarse un lugar.

Miércoles 16 de Enero de 2013

"Yo quería volver cuanto antes, entrenar y estar con el grupo". Julio Mozzo hoy más que nunca apela a las frases cortas y concretas. Lejos está de pensar que tendrá un lugar asegurado en el equipo después de su recuperación de la lesión que lo tuvo tanto tiempo afuera de las canchas. Cuando Norberto Speciale fue consultado en estos últimos días sobre el tema refuerzos, el presidente canalla más de una vez jugó con la idea de que el equipo ya tenía un refuerzo: el propio uruguayo. ¿Qué piensa y siente el protagonista de esta historia? "En jugar, que es lo que más extrañé en todo este tiempo", dijo el volante.

La contextualización sirve como base para el análisis. Desde que llegó al club, Mozzo fue titular en todos los partidos que disputó, salvo uno (ante Ferro en la temporada pasada). Antes y después de eso siempre estuvo desde el vamos. Por supuesto hasta aquel encuentro frente a Quilmes (abril de 2012) en el que se hizo amonestar para llegar a la quinta amarilla porque sabía que tenía que parar por una lesión en su pierna derecha. Seguramente nunca imaginó que desde ese día no iba a poder jugar más. Es que llegó el final de la temporada y cuando Miguel Russo inició su ciclo al frente del equipo, el uruguayo debió pasar por el quirófano porque esa fractura por estrés en el peroné derecho todavía seguía haciendo de las suyas.

Esos 28 encuentros disputados (27 como titular) le sirvieron para hacerse un nombre y hoy soñar con sentirse una pieza importante. Ahora las preguntas. ¿Tiene lugar hoy en el equipo? ¿En lugar de quién podría ingresar? ¿Podría el técnico cambiar el esquema para incluirlo? Su forma física y futbolística irán entregando las respuestas. Por lo pronto hay algunas aseveraciones que emergen con claridad.

Por ejemplo, Nery Domínguez es el futbolista que hoy está cumpliendo la función que Mozzo tanto tiempo desempeñó con Juan Antonio Pizzi. Y no se trata de cualquier nombre. El juvenil no sólo fue la aparición más rutilante del último torneo, sino que se transformó en uno de los jugadores emblemas de este equipo. Hoy parece difícil que el técnico imagine un equipo sin Nery entre los once.

El otro que se mueve merodeando el círculo central es Jesús Méndez. Con una función distinta a la de Nery Domínguez y con características totalmente disímiles a las de Mozzo.

"Los dos tuvieron un gran nivel y eso le hizo muy bien al equipo. De mi parte la voy a pelear desde el lugar que me toque, si es de adentro mejor, pero estando de afuera también hay que sumar". Más claro imposible el pensamiento del oriental.

Tantas veces se habló de los problemas lindos que tienen los técnicos cuando tienen más de un jugador para echar mano. Para Russo esta no parece ser la excepción. Porque se trata de un futbolista que siempre tuvo una función determinada y claramente expuesta dentro del equipo y al que cumpliendo con eso le alcanzó para gozar de la simpatía del hincha.

El panorama no se le presenta del todo sencillo a Mozzo. Su larga estadía afuera del equipo le hizo perder terreno y el buen momento del doble cinco canalla (sobre todo del lado de Nery) será una traba más. Hasta la presencia del uruguayo Nicolás Freitas (Russo fue en busca de él precisamente por la baja de su compatriota) se presenta como otro ingrediente importante.

Después, imponderables (léase lesiones o suspensiones) están a la orden del día y hasta las posibilidades que se les suelen presentar a los defensores y volantes de contención a la hora de intentar cerrar un partido. También sirve en eso de sumar minutos.

Russo seguramente puede tomar hoy la presencia de Mozzo como un refuerzo más. Por ahí las mayores deficiencias del equipo están en otro sector y al que habrá que reacondicionar, pero que el uruguayo esté listo para salir al ruedo no es poca cosa. Después, lo que suceda dependerá no sólo del entrenador, sino de las producciones de Nery Domínguez, Jesús Méndez, Freitas y, por supuesto, del propio Mozzo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS