Edición Impresa

Moyano respaldó a Dainotto al frente de la regional santafesina de Camioneros

El máximo referente del sindicato recibió al líder provincial, dejando sin sustento político al sector disidente que encabeza Rubén López.  

Martes 22 de Abril de 2014

El titular de la Federación Nacional de Camioneros, Hugo Moyano, mantuvo ayer una reunión personal con el secretario general de Camioneros para la provincia de Santa Fe, Marcelo Dainotto, en la cual "le brindó todo su apoyo y respaldo ante la situación acontecida en la sede de Rosario", indicaron allegados al gremialista. Dainotto había denunciado que "un grupo de delegados tomó el edificio con la clara intención de destituir a la comisión directiva oficial aun a costa de impedir la intervención desafiliándose de la Federación".

Dainotto viajó ayer por la tarde a Buenos Aires donde mantuvo una reunión con Moyano, quien le dio su respaldo en la crisis que afecta la regional santafesina de Camioneros, dejando al sector del secretario gremial, Rubén López, prácticamente en el lugar de "golpista" y "sedicioso", tal como lo califican hombres cercanos al líder provincial del sindicato.

"Con la reunión de ayer —advirtieron— se estaría anticipando la resolución que tendrá la asamblea convocada por la Federación para el próximo jueves en Buenos Aires". Esta asamblea tiene como objetivo "tomar una determinación ante esta situación en la provincia en la cual Dainotto cuenta con todos los avales de Moyano para pedir el desalojo de la sede tomada y continuar al frente de la institución que durante esta gestión duplicó no sólo la cantidad de afiliados, sino también el patrimonio donde año tras año y a través de los balances el gremio muestra amplio superávit", remarcaron.

Desde el sector de Dainotto compararon estos episodios con "un golpe de Estado orquestado por Rubén López en su presunto afán de desplazar a Dainotto y asumir la conducción de la institución que hoy registra unos 20 mil afiliados en la provincia".

López es el actual secretario gremial del sindicato y titular de la CGT rosarina, y "estuvo a cargo de la organización de la frustrada asamblea del día sábado 12 de abril en el camping gremial de la ciudad de Pérez", remarcaron. Ese día se dio un intenso tiroteo en las inmediaciones del cámping que Camioneros posee en Pérez, con el trágico saldo de un muerto y cinco heridos.

"Ese día Dainotto estaba por salir hacia allá cuando recibió un llamado del camarógrafo y del fotógrafo del gremio que iban a registrar las imágenes de la jornada. Estos contaron que unas personas los interceptaron impidiéndoles ingresar al tiempo que les robaron sus equipos, antes de conminarlos a retirarse. Y añadieron que en el cámping había mucha gente desconocida", relataron fuentes el Sindicato de Camioneros.

Agregaron que "el predio estaba bloqueado en su acceso por el camino de ripio con camiones y retenes de hombres en actitud hostil, como para evitar que arribaran otros afiliados que pudieran torcer el rumbo de la asamblea que habían previsto". Añadieron que "así fue como no pudo llegar el delegado del Ministerio de Trabajo, Julio Diez, figura indispensable para que la cita tuviera validez". El cometido de esa asamblea era destituir a Dainotto y al tesorero del gremio, Miguel Caichiolo, a la vez que ordenar una pericia contable.

El segundo episodio del conflicto entre Dainotto y López se dio el miércoles pasado cuando el secretario general denunció ante la Fiscalía de Delitos Económicos y Complejos al sector de López de pretender "usurpar" la sede sindical de Pasco al 1000, en base a lo supuestamente resuelto en la cuestionada asamblea del sábado anterior en Pérez.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario