Edición Impresa

Moyano arma su partido político para enfrentar al kirchnerismo

El líder de la CGT confirmó que está construyendo una fuerza para dar pelea electoral en 2015. El camionero descartó presentarse como candidato a diputado en las legislativas de 2013.

Martes 11 de Septiembre de 2012

El secretario general de la CGT, Hugo Moyano, reconoció ayer que está "construyendo" un espacio político de cara a las elecciones de 2015, pero que haría su presentación en las legislativas del año próximo sin llevar al líder camionero como candidato.

En abierto enfrentamiento con el kirchnerismo, Moyano sostuvo: "Estamos construyendo algo para el 2015 porque creemos que es el momento decisivo. Después se verá".

Mientras afianza su perfil de referente opositor, el jefe cegetista parece decidido a traspasar el umbral del sindicalismo y a lanzarse de lleno a la actividad político-partidaria de cara a las elecciones legislativas del año próximo, al frente de un espacio de neto corte antikirchnerista.

Según se pudo saber, Moyano inició una ronda de consultas para fundar una fuerza política con la cual pueda competir a partir de las elecciones legislativas de 2013, pero con todas las expectativas puestas en los comicios nacionales de 2015.

Las conversaciones, que llevan adelante asesores del titular de la CGT Azopardo y uno de sus hijos, Hugo (abogado de profesión), tienen lugar prácticamente a diario en la sede gremial de la calle San José, en la ciudad de Buenos Aires.

Las fuentes consultadas indicaron que aún no está definido el nombre del partido que encabezará Moyano, quien ya rechazó postularse como candidato a legislador.

Uno de los candidatos de este nuevo partido político podría ser el dirigente peronista histórico Julio Bárbaro, en la Capital Federal, mientras que también participaría de esta jugada política el titular del gremio de peones rurales, Gerónimo Momo Venegas, quien viene levantando el perfil con una campaña de instalación pública.

El que ya dijo que no lo acompañará en la cruzada es el diputado y asesor legal de la CGT, Héctor Recalde, quien recordó ante sus allegados el fracaso de Saúl Ubaldini cuando fue candidato a gobernador bonaerense en 1991.

"Hay que esperar a ver cómo se desarrolla esto, cuáles son las posturas que se tienen frente a un gobierno de imposición. Ahí se verán los hombres que creemos pueden estar en condiciones de asumir esa responsabilidad", dijo el dirigente camionero.

"El conjunto de hombres que conforma este espacio verá qué se hace en el 2015. Así como llamamos a votar al gobierno en 2009 en los momentos más difíciles, cuando se estaba discutiendo la 125, si el gobierno no da respuesta a los trabajadores, si estas respuestas que estamos esperando no son dadas, así como pedimos que se vote, vamos a pedir que se vote otra alternativa, que estamos construyendo", sostuvo.

Asimismo, reiteró que no va a ser candidato en los comicios legislativos de 2013: "No, no me gusta, no me entusiasma la (actividad) legislativa", señaló al recordar su paso como diputado provincial entre 1987 y 1991.

En esa línea, destacó que "políticamente siempre me he identificado con el peronismo" pero aclaró que "porque haya renunciado al justicialismo no quiere decir de ninguna manera que haya abandonado el peronismo".

Miedos. En tanto, Moyano dijo que "no hay por qué tenerle miedo" a la presidenta Cristina Kirchner, al referirse a la declaración de la mandataria, en la que dijo que sólo hay que tenerle miedo a Dios y "un poquito" a ella.

Además, el líder camionero consideró que la jefa del Estado actúa con "prepotencia" y remarcó que "debería pedir que le tengan respeto" en lugar de que le tengan miedo.

"No creo que alguien porque le tenga miedo pueda hacer las cosas mejor", opinó el secretario general de la CGT, quien desde hace un tiempo se encuentra enfrentado al gobierno nacional.

Moyano volvió a advertir que los funcionarios de la administración kirchnerista "cuando las cosas se complican son capaces de utilizar hasta parte de las fuerzas armadas", como hizo con Gendarmería durante un paro de camioneros.

"No tenemos por qué tenerle miedo a la presidenta, ni un poquito, ni mucho, ni nada", destacó.

Asimismo, el camionero dijo no creer que Cristina Kirchner le tenga miedo a él, pero aseguró que pretende que le "tenga respeto", aunque destacó que "cuando no hay respuestas a los reclamos están faltando el respeto".

"Esa falta de respeto se manifiesta a través de anuncios que no tienen nada que ver con la realidad, que a la sociedad poco le interesan", concluyó.

Retiro

El sindicalismo cercano a la Casa Rosada, que nuclea al sector de los denominados “gordos”, los independientes y los ex moyanistas, realizará mañana un “retiro” para analizar la estrategia a utilizar con vistas al congreso del próximo 3 de octubre, que elegirá a las autoridades de ese sector, aún sin un liderazgo definido.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario