Edición Impresa

Montoya fue echado por Scioli tras criticar al kirchnerismo

El titular de la Agencia de Recaudación de Buenos Aires (Arba), Santiago Montoya, renunció ayer a su cargo a pedido del gobernador bonaerense, Daniel Scioli, y como consecuencia de sus críticas al kirchnerismo y su rechazo a una posible candidatura "testimonial".

Sábado 18 de Abril de 2009

El titular de la Agencia de Recaudación de Buenos Aires (Arba), Santiago Montoya, renunció ayer a su cargo a pedido del gobernador bonaerense, Daniel Scioli, y como consecuencia de sus críticas al kirchnerismo y su rechazo a una posible candidatura "testimonial".

Así lo afirmó el propio Montoya en una carta dirigida a Scioli, en la que además lamentó verse "obligado" a dejar su tarea "faltando más de tres años para el cumplimiento del período de designación".

En el texto de la renuncia dijo que su alejamiento fue pedido en forma directa por el ministro de Economía, Rafael Perelmiter, pero por "indicación" de Scioli. Explicó que los motivos de esa orden "respondieron a ciertos comentarios políticos personales que produje al verme involucrado en versiones que me incomodaron acerca de una candidatura que no me había sido formalmente ofrecida".

"Lamento profundamente el desenlace, ya que muy lejos estuve de cualquier intención de provocarle inconvenientes de carácter político", sostuvo el ex funcionario, quien también realizó una reseña de los alcances de su gestión iniciada en 2002.

En ese sentido dijo que "Arba ingresó en la fecha (17 de abril) 303 millones de pesos al Tesoro", a la que calificó como "la máxima recaudación diaria de la historia de Buenos Aires".

La renuncia de Montoya fue consecuencia de sus recientes críticas al oficialismo luego de que su nombre apareciera como posible candidato a concejal por el kirchnerismo en el distrito de San Isidro.

En lo que significó darle la espalda a la táctica electoral de Néstor Kirchner, Montoya dijo en ese momento: "Siento que en los últimos tiempos desde el oficialismo hemos perdido parte de la capacidad de escuchar a la sociedad, a los líderes opositores, a los distintos sectores sociales y productivos".

Resta saber si para emitir su comunicado Montoya había pedido autorización a Scioli, si el gobernador lo autorizó y luego no le gustó lo que dijo, o si se trató de una jugada personal. Lo cierto es que en su nota de renuncia se despidió del gobernador y le reiteró que para él fue "un honor acompañarlo en la difícil tarea que encabeza".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario