Edición Impresa

Monitorean los cursos de agua por las fuertes lluvias en Rosario

Esperan que hoy se desplace el frente de precipitaciones. Un árbol cayó sobre un auto en la esquina de Rioja y Balcarce.

Miércoles 12 de Febrero de 2014

Pese a que ayer llovió sin prisa y sin pausa, la ciudad no registró anegamientos —"excepto por la obstrucción de bocas de tormenta en algunas esquinas puntuales", dijo el vicedirector de Defensa Civil, Gonzalo Ratner— y los arroyos y canales no presentaron condiciones preocupantes. "Personal de Hidráulica recorrió al mediodía la presa del Ludueña y los canales Salvat e Ibarlucea, pero por suerte están todos con alturas medias", contó el funcionario. Los únicos reportes que recibió la repartición se debieron a la caída de siete árboles, uno de ellos sobre un automóvil que en Rioja y Balcarce terminó muy dañado. El desplome no fue producto del viento, sino del exceso de agua que ablanda demasiado los suelos y aumenta el peso de los árboles. Después de tanta lluvia, se espera que a partir de hoy a la mañana el frente de precipitaciones intermitentes estacionado desde comienzos de febrero sobre la zona central del país, Rosario incluida, empiece a desplazarse hacia el norte.

Según los datos de la estación que el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) tiene en el aeropuerto internacional de Fisherton, entre las 9 de anteayer y la tarde de ayer, sobre la ciudad había caído poco más de 30 milímetros. Sin embargo, de tan repetida a lo largo de varios días, la postal de la lluvia pareció venir con aumento y no hubo quien no comentara cuándo dejaría, por fin, de caer tanta agua.

Aun así, según Ratner no se registraron inundaciones en la ciudad, salvo en esquinas muy puntuales. Y como la tormenta tampoco vino con viento, sólo se cayeron siete árboles, expresó el funcionario a La Capital.

Bajo control. Como siempre, la preocupación mayor se centró en el nivel de los arroyos y los canales que atraviesan la ciudad. Pero nuevamente Ratner llevó tranquilidad al asegurar que todos esos cursos de agua estaban siendo monitoreados por la Dirección de Hidráulica, cuyo personal sentenció que "hasta ahora" no representan ninguna preocupación porque "afortunadamente" ostentan "alturas medias".

Sin precipitaciones. En lo que hace a los días por venir, todos los sitios de pronóstico auguran que después de esta mañana (cuando sí podría caer más agua), vendrán tres jornadas sin precipitaciones y con un marcado descenso de temperatura a partir del viernes.

Pero el buen tiempo, al parecer, podría durar poco en Rosario: para el domingo, nuevamente, se espera la llegada de lluvias.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS