Edición Impresa

Millonaria demanda a Ciudad Ribera

A dos años recién cumplidos de la tremenda explosión en uno de los departamentos del complejo Ciudad Ribera que le costó la vida a Mariel Cataldo, su familia presentó una millonaria demanda.

Martes 28 de Abril de 2015

A dos años recién cumplidos de la tremenda explosión en uno de los departamentos del complejo Ciudad Ribera que le costó la vida a Mariel Cataldo, su familia presentó una millonaria demanda contra las firmas que desarrollaron y construyeron el emprendimiento de Luis Cándido Carballo al 100. La presentación se concretó la semana pasada en el Juzgado Civil y Comercial Nº 9, a cargo de Marcelo Bergia, y se tramita en paralelo a otra por homicidio culposo ante el fuero penal. Según adelantó una de las abogadas que representa a los Cataldo, Danisa Delgado, sus clientes reclaman una indemnización por daños y perjuicios que, “al menos estimativamente”, rondaría los cinco millones y medio de pesos. A su vez, la firma desarrolladora del complejo, Ingeconser, ya apuntó contra el propietario del departamento donde murió la joven, a quien también demandó por daños y perjuicios.

El accidente que causó la muerte de Mariel Cataldo, de 21 años, se produjo el 19 de abril de 2013, mientras la chica se encontraba junto a su novio, Walter Ventroni, en el departamento 9º B de la torre Palco Paraná, del complejo Ciudad Ribera, donde se produjo una fuerte explosión por una fuga de gas.

La deflagración hirió mortalmente a la joven, que con el 95 por ciento de su cuerpo quemado agonizó durante dos días, y también causó lesiones de menor gravedad al dueño de la unidad, un empresario de Zavalla de 35 años.

Hipótesis. “Una serie de irregularidades nos hacen presumir que efectivamente existió responsabilidad” por parte de las tres firmas involucradas en el desarrollo y la construcción del complejo, Ingeconser, Caputo SA y Ciudad Ribera, explicó la abogada.

Entre esas situaciones irregulares mencionó el hecho nodal de que, sin contar aún con final de obra, las empresas hayan permitido que ya hubiera gente viviendo en los departamentos del complejo.

En rigor, la presentación en lo civil y comercial corre a la par de la causa penal que también patrocina el estudio de la abogada, integrado por su hermano Gastón Delgado y Francisco Palermo. “De hecho, lo que se vaya probando en la causa penal también va a funcionar como prueba en el juicio civil”, afirmó.

Según informó la representante de la familia Cataldo, por ahora solicitaron “medidas preparatorias” y de “aseguramiento de prueba”.

No se trata de la única demanda. También la propia Ingeconser apuntó al dueño del departamento por haber realizado una serie de reformas en la unidad una vez entregada, las que habrían funcionado, según ellos, como la verdadera causa del siniestro.

De acuerdo al representante legal de Ingeconser, Miguel Del Castillo, cada departamento se entregó equipado “en perfectas condiciones” con un horno y un anafe a gas, que luego Ventroni habría reemplazado por artefactos eléctricos sin que el técnico encargado de ese arreglo hubiera anulado la salida del fluido.

Siempre según su versión, durante la reforma del departamento “se omitió clausurar los flexibles que suministraban el gas”, en un acto de “impericia brutal”.

Esa noche “alguien manipuló” una de las tres llaves que habían quedado en el departamento y dio paso a un “escape de gas a vivo” que terminó causando la tremenda explosión al contacto con la llama de la caldera. “Que el foco del incendio se dio en los flexibles de gas sin anular es algo que fue probado por la propia pericia de Bomberos”, dijo Del Castillo.

Así, mientras la investigación penal sigue su curso, las demandas civiles ya empezaron a cruzarse.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario