Escenario

Miguel Angel Tessandori: "En momentos como éste, el humor nos protege y ampara de la locura"

El periodista deportivo presenta hoy un show por streaming en el que habrá monólogos, música en vivo, reflexiones y un homenaje a Alejandro Mustafá

Sábado 16 de Enero de 2021

El periodista Miguel Angel Tessandori regresa al teatro, esta vez de manera virtual. Así lo hará hoy, a las 22, cuando presente “Un querido recuerdo”, un show en el que habrá música en vivo con el pianista Marcelo Vizzari; humor, reflexión y un homenaje al cantante Alejandro Mustafá, bajo la dirección de Manuel Cansino. Con casi 50 años de actividad en la radio y la televisión, Tessandori, declarado periodista distinguido de Rosario el año pasado, transita su profesión y el teatro con el mismo entusiasmo. Luego de “Noche brillante”, la revista para la que Cansino lo convocó en 2014, el columnista histórico de “De 12 a 14”, de El Tres, subió casi todos los años al escenario con distintas propuestas, hasta llegar a su unipersonal “Una pintura de Miguel Angel”. Cuando se declaró la pandemia, estaba por estrenar un nuevo trabajo en teatro, que fue la base para “Un querido recuerdo”. Las entradas están a la venta por Streamcket.

¿Cómo surge la idea de hacer este show por streaming?

La idea del show por streaming surge por la necesidad de hacer teatro. Para hacerlo presencial son muchas las dificultades que atravesamos. Manuel tenía una idea de recordar al querido Alejandro Mustafá, y unimos a ese pensamiento, mis deseos de realizar parte del espectáculo que quedó trunco por la pandemia que iba a hacer en el teatro La Comedia el 14 de marzo pasado. Obviamente que sabemos que no es lo mismo que sentir el calor y el color del público, pero había que intentarlo, y lograr que la gente nos vea es el gran desafío para quienes intentamos mantener arriba la pasión bien entendida por el arte y la escena.

tessa3.jpg

¿Cómo será el espectáculo?

El show tendrá de todo. El humor con monólogos sobre lo que nos pasa en nuestra vejez y también sobre lo que determina el amor y los momentos felices e infelices que pasamos. La vida misma, pero tomada con mucha gracia. Siempre pienso que vale reírnos de nosotros mismos, de nuestros errores, de nuestras actitudes. Y forjar un cambio y ser más tolerantes. La música acompaña cada paso o sector del streaming. Trabaja conmigo Marcelo Vizzarri, que tiene años de experiencia en Cielo Razzo y es un pianista excepcional. A él le pedí temas relacionados que van uniendo el espectáculo. También habrá reflexión, que surge del personaje del Guasón, un remedo de aquella majestuosa interpretación de Joaquin Phoenix. Esa durísima película tiene de todo: dolor, resignación, filosofía, vanidad, oportunismo, laceración, bullying, divergencias, la vida misma. El desequilibrio manifiesto entre pobreza y riqueza extremas. Una sociedad convulsionada. Me parece que da para la reflexión. Y habrá recuerdo para Ale Mustafá, además de lo entrañable que fue, con el tango, desde Gardel a Piazzolla, evocándola con la emoción que se merece. En resumidas cuentas, habrá de todo, porque el teatro, aunque televisado, debe resumir nuestros sentimientos y nuestras pasiones, y lograr trasladarlo al público.

¿Cómo opera el humor en medio de la pandemia?

Sobre el humor en momentos como éste debo decir que es lo que nos protege y ampara de la locura o la desesperación. Libertades controladas y vigiladas no pueden impedir que nuestros sentimientos sean libres y y que desarrollemos lo que más queremos.

Debutaste en teatro con “Noche brillante”, con Manuel Cansino; después seguiste con “Voyeur”, dirigida por Damián Ciampechini y luego llegó tu primer unipersonal autobiográfico, “Una pintura de Miguel Angel”. ¿Por qué decidiste saltar desde la televisión e incursionar en el teatro?

El encuentro con Manuel Cansino, siempre lo digo, fue emocionante. Mi viejo era director y actor de teatro vocacional. Pude pagar una deuda personal pendiente. Tras esa invitación el teatro me ganó, aclaro, sin necesidad de dejar la televisión. Era la manera de agradecer a aquellos maestros que me formaron y ayudaron. Era también la increíble sensación de sentir que la gente que sabía respaldaba mis trabajos, estaba cerca y disfrutaba de mi humor y aplaudía mi presencia, siempre con absoluto respeto. Después vino lo de “Voyeur”, donde hacía un papel especial, fuera de mi nombre. Interpretaba a un cantante de tango, con problemas personales. También hicimos con Mustafá y el negro Saúl “No tan guapos” que fue comicidad pura. Después, en “Una pintura de Miguel Angel” resumí mi vida en el escenario, ligada a mis grandes amores familiares, afectivos y profesionales. Fue catártico, sanador y hermoso. Además acompañando cada acto con una película que me marcó a lo largo de mi vida. Hicimos segunda y tercera parte, y así hasta encontrarnos con “Miguel Angel vuelve a pintar” que ya realizaremos, cuando alcancemos normalidad. Y ahora el streaming como desafío y recurso para seguir.

tessa2.jpg

En tu unipersonal mostrás que, además, te gusta el cine. ¿Cómo fueron tus experiencias en ese sentido?

El querido amigo Gustavo Postiglione me hizo hacer tres participaciones en su película “La peli”, donde estuve al lado del genial Norman Briski; “Días de mayo” y en la miniserie “La nieta de Gardel”, que me permitieron conocer lo que son los interiores del rodaje. Alguna vez Marcello Mastroianni declaró que el cine es el arte de saber esperar cuando Fellini le hacía repetir tomas hasta el hartazgo y hasta lograr la perfección. Admiro el talento y el encanto que envuelve a las películas y el mágico influjo de una sala cinematográfica.

¿Qué te aportó la experiencia teatral a tu extensa trayectoria?

La experiencia teatral ha sido y es invalorable. Mágica, rejuvenecedora. Cuando Cansino me habló fue genial, me hizo muy feliz. Pude cumplir un sueño. Lo hice con responsabilidad y demostré que podía generar ese espacio. No valiéndome de un nombre televisivo, sino creando personajes, aportando a la calidad. Creo que los que tenemos esa oportunidad debemos entender que el público necesita conocimiento, distraerse, pero con propuestas innovadoras. Educar es el principio fundamental que hoy desoyen nuestros gobernantes y el arte nos afirma que la resistencia está presente. Que no nos vamos a dejar dominar porque cuando uno conoce y aprende, puede tener decisión propia.

tessa04.jpg

Sos el columnista deportivo histórico de “De 12 a 14”. ¿Qué te genera esa permanencia?

Soy integrante fundacional de “De 12 a 14”, el último dinosaurio vivo de aquel 1984 cuando el ciclo comenzó con Orselli, Bermejo y Sala y con Fechenbach en la producción. Van 36 años consecutivos y estas nuevas formas de tecnología y comunicación me generan compromiso de poder meterme de lleno en ellas y estar a la altura de las circunstancias, con el periodismo como bandera. Ahora con Analía Bocassi, con Ciro Seisas, con Roulier, con Angeles Ortíz, luego de la salida de Junco, con los muchachos en exteriores y los técnicos, seguimos liderando los mediodías, con la fuerza y la convicción de seguir hasta que la empresa lo determine. De todo he pasado, y de pie resistiendo, y siempre aprendiendo. Soy un bendecido en ese aspecto. La gente me lo hace saber y a ellos el agradecimiento porque otra generación sigue recibiendo mis comentarios deportivos con agrado. He ganado credibilidad. Es lo más trascendente.

Empezaste en la profesión en radio en 1972 y en televisión en 1977 y hoy sos periodista distinguido de Rosario. ¿Qué te produce pensar que estás por cumplir 50 años en el periodismo? ¿Lo vas a celebrar con otro espectáculo?

El mejor festejo es seguir trabajando, apostar a más. ¿Por qué no un nuevo espectáculo o una nueva propuesta de programa? ¿Por qué no hacer una cronología de los años pasados y de los artistas convocados y conocidos? ¿Por qué no aplicar la tecnología para lograr que los jóvenes escuchen otras campanas en el ambiente artístico?. Mozart es eterno, “Casablanca” siempre será una película actual, Gene Kelly bailará como los dioses, Marlon Brando será siempre una clase de actuación. Empecé en LT8 en 1972. Tenia 17 años, ahora tengo 66 y hay que seguir.

¿Tenés planeado reflejar esa trayectoria en un libro?

En cuanto a libros, confieso mi vagancia a la hora de escribir. Si alguien es capaz de sentarse a mi lado o escuchar grabaciones, creamos un best seller, no tengo dudas (risas).

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS