Edición Impresa

“Mi villano favorito 2”: los milagros del amor incondicional

Tres años después de la primera entrega regresa hoy a los cines el intratable Gru, un héroe para sus pequeñas hijas y a pesar suyo.

Jueves 04 de Julio de 2013

Steve Carell interpretó muchos papeles diferentes, como un hombre virgen a los 40 años, un gerente de oficina torpe y un mago en Las Vegas. Ahora vuelve a prestarle su voz a Gru, el villano protagonista de la película de animación "Mi villano favorito 2", donde encuentra algunas conexiones muy próximas al padre que es.

Carell, de 50 años, quien aparece de nuevo como Gru en el filme que se estrena hoy, y también como un padre disfuncional en la comedia independiente "The Way, Way Back", que anuncia su estreno en Argentina en febrero de 2014, dijo que está explorando nuevos retos en su carrera con la esperanza de obtener roles más dramáticos.

En este caso Gru, secundado por sus impredecibles Minions y el Dr. Nefario, ha dejado su antigua vida atrás para educar a Margo, Edith y Agnes. Pero justo cuando Gru comienza a adaptarse a su papel de padre de familia, una organización ultra secreta dedicada a combatir el mal llega tocando a su puerta. Ahora Gru, junto a su nueva pareja Lucy, es reclutado por la Liga Anti Villanos para que aporte su antiguas habilidades y así descubrir quién es responsable de un espectacular asalto y llevarlo ante la justicia. Después de todo ¿quién mejor que un villano para atrapar al que pretende ocupar el lugar que él dejó vacante?.

Un padre ejemplar. Carell contó las similitudes que encontró con su personaje, y sobre todo sus temores, luego de ser padre, de que la imagen que transmitiera de Gru no resultara tan irritante como la anterior. "Me siento como si todavía viese ese lado oscuro de Gru y, sinceramente, él es un genio del mal y siempre lo será. Está reformado, no puede ser lo que fue nunca más, porque tiene hijos. Su carrera tiene que cambiar, pero su sentido de sí mismo no", afirmó.

En ese sentido añadió: "Tengo dos hijos pequeños, así que no me identifico con él como un súper espía, pero sí en su función de padre que busca la seguridad de sus hijos. También en que tiene una hija que está llegando a la edad en la que ella está interesada en los niños y las citas. Tengo una hija que está justo en el borde de esa edad, así que creo que me relacioné con la mayor parte de su rol de padre".

El actor, que tiene un lugar de privilegio dentro de la comedia, dijo que está "haciendo un poco de trabajo más dramático, escribiendo algo y eventualmente podría dirigir algo. Tengo otras cosas cocinándose, pero sólo para mantener las cosas interesantes y emocionantes.", afirmó.

Y sobre las transformaciones de Gru explicó: "Es interesante ver cómo esta película refleja lo que les sucedería a muchos padres cuando tienen hijos, porque al principio los hijos se convierten en el foco. Sé que fue el caso de mi esposa y mío, casi a costa de todo lo demás, se hizo todo por nuestros hijos. Lo cual está bien, pero dentro de eso, uno no debería perder el sentido de sí mismo, no se puede perder la carrera y lo que te motiva y lo que nutre. Creo que ese es el carácter de Gru, está en desacuerdo con él, por lo que necesita encontrar algo que no sea ser un villano y que le resulte igual de satisfactorio".

Versatilidad. Aunque en general el trabajo que tiene mayor visibilidad es la comedia, aseguró que no tiene miedo a los encasillamientos porque, en realidad, su carrera es diversa. "Hice grandes películas comerciales y pequeñas películas independientes; he interpretado a tontos y eruditos suicidas. Siento que tuve mucha suerte de hacer todos esos trabajos, así que si alguien me encasilla es algo que no lo puedo controlar".

La primera película de hace tres años, en la que el Gru conspiró para robar la luna, pero fue ganado por un trío de niñas huérfanos que necesitaban una padre, recaudó más de 540 millones de dólares y se convirtió en la décima película de animación más grande en la historia de Estados Unidos.

Ahora, además, los pequeños Minios, la banda de pequeños devotos de Gru, obtuvieron más tiempo en pantalla para sus números de canto y baile y números de humor físico.

Ken Daurio, quien junto a Cinco Paul coescribieron las dos películas de "Mi villano favorito", dijo que conscientemente hizo un esfuerzo para incluir a más Minions, que hablan un lenguaje multilingual inventado llamado Minionese. De hecho los hombrecitos amarillos han demostrado ser tan populares que tendrán su propia película el próximo año.

El personaje de Gru ha recorrido un largo camino desde su imagen de villano amenazante y en esta película él se ocupa del primer romance de su hija mayor y se encuentra con el amor, pero Daurio y Paul dijeron que conservaron el costado retorcido de Gru. "Todavía puede hacer todas las cosas que nos gustan de él, ya sea rociar con una manguera a un vecino molesto o amenazar a un niño que está interesado en su hija adolescente. Gru todavía tiene que ser desagradable, pero su maldad está en una escala diferente", dijo Daurio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS