Edición Impresa

Messi ante Courtois, un duelo aparte

Este será uno de los grandes restos de este mediodía en Brasilia, donde se disputará un verdadero partidazo para definir a uno de los semifinalista del Mundial. 

Sábado 05 de Julio de 2014

Argentina tiene un abanderado futbolístico letal: Lionel Messi. Bélgica tiene un arquero excepcional: Thibaut Courtois. Este será uno de los grandes restos de este mediodía en Brasilia, donde se disputará un verdadero partidazo para definir a uno de los semifinalista del Mundial. Ambos protagonistas disputaron un duelo apasionante en el último año en la liga española, donde terminó festejando el arquero belga obteniendo el campeonato en el Atlético Madrid.

Messi llega afiladísimo al choque de hoy porque anotó cuatro de los siete goles que acumula el equipo argentino. Todos de buena factura. La Pulga agitó las redes de Bosnia, Irán y en dos oportunidades las de Nigeria en la fase de grupos. Y en el cotejo de octavos de final el crack rosarino le dio una asistencia exquisita a su coterráneo Angel Di María, para que el Fideo defina el pleito ante Suiza con un toque magistral.

Claro que el arquero belga también es un fenómeno en lo suyo. Porque bajo los tres palos es uno de los mejores guardametas del Mundial. Gran atajador, achica muy bien en los mano a mano y en el juego aéreo suele controlar su perímetro.

Justamente hoy volverán a verse las caras el fenómeno del Barcelona y el inexpugnable uno del Atlético. En la temporada en sus respectivos clubes, a pesar de que sólo se trate de una comparación relativa porque el Mundial es diferente a todo, el saldo favoreció al guardameta. Messi perdió la pulseada ante Courtois tanto en la Liga como en la Champions y la Pulga no pudo dar ninguna vuelta olímpica en lo que va del 2014. Mientras que el arquero se quedó con el certamen español.

La última vez que Messi pudo batir a Courtois fue el 16 de diciembre de 2012, en una victoria de 4 a 1 por la Liga. Aquella vez el rosarino hizo dos goles.

Desde aquel diciembre de 2012 sólo hay frustraciones para Messi cuando se interpone Courtois (fueron 7 partidos de sequía).

Lo mejor que le puede pasar a Leo es tener la sangre en el ojo. Eso lo motiva más. Hoy puede ser su gran día.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS