Fútbol

Messi en Barcelona: ¿y ahora qué?

La goleada histórica que sufrió Leo Messi ante Bayern reabre los interrogantes sobre si seguirá en Barcelona. Crónica de un ¿final de ciclo? que sobrevuela

Sábado 15 de Agosto de 2020

Algunos seguramente se tentarán con hacer leña del árbol caído y pondrán a Lionel Messi frente a un patíbulo mediático. Algo de eso sabe el rosarino de su historia con la selección nacional que parecía imposible de replicar en Barcelona, el poderoso, el capaz de reinventarse cambiando figuras de altísimo nivel girando siempre alrededor del mejor talento del mundo. Pero en realidad la estrepitosa caída de Barcelona de ayer en los cuartos de final de la Champions League, la peor de su vida, parece como la crónica de un final anunciado. Sobrados ejemplos hubo de ello, lo que abre un gran interrogante sobre cómo seguirá Leo en un club que, en ese nivel, sufrió una hecatombe futbolística difícil aún de conmensurar. A esta altura, con el contrato sin renovar, cabe la pregunta: ¿Seguirá?

Este 8-2 que le propinó Bayern Munich tiene varias razones. Se sabía del poderío alemán, que es por lejos el equipo más goleador de la Champions, que le hizo 7 al Tottenham entonces dirigido por Mauricio Pochettino frente al público inglés, que le hizo 6 a Estrella Roja en Belgrado, que humilló a Chelsea de local y visitante en 8º. Pero las bondades rivales sólo explicaron una parte de esta dolorosa derrota culé. Todo lo demás tiene que ver con Barcelona y con Messi.

Hace rato que la grieta quedó expuesta en un club que nunca ventiló los trapos sucios y donde Messi fue el principal vocero Hace rato que la grieta quedó expuesta en un club que nunca ventiló los trapos sucios como ahora y donde Messi fue el principal vocero, en un rol de capitán que nunca ejerció tanto como en esos momentos. Diferencias que se hicieron públicas con la dirigencia, con el cuerpo técnico que seguro llegó hasta aquí y hasta en la advertencia clara, para quien quisiera oír, del propio Leo quién dijo que jugando como lo venían haciendo era imposible competir en la Champions.

Ver más: ¿Será Pochettino?

Y así fue. Ni Copa del Rey, ni Supercopa española ni Liga. Nada. Pero más atrás en el tiempo, las dos anteriores Champions también fueron un anuncio de esta catástrofe, con las eliminaciones insólitas ante Roma en los 4º de final de la 17/18 y ante Liverpool en las semis del año pasado. También resuena aún la enorme presión que el propio Messi ejerció para que Neymar fuera repatriado. Y el brasileño llevó al PSG a las semifinales.

Embed

Aquel poderoso team de Pep Guardiola se fue deshilachando con el tiempo. A ese altísimo nivel, por supuesto. Y la última imagen que dejó ayer en Lisboa fue la síntesis perfecta de los malos augurios anunciados. La de Barcelona todo, claro, y la del propio Messi, quien apenas tuvo una buena corrida cuando aún se estaba en partido, en el 1 a 1, que terminó en un disparo débil a las manos de Neuer. Antes y después, casi nada, deambulando, recordando algunos pasajes en la selección.

Barcelona para Lionel era cada vez más parecido a una selección dependiente de su talento Precisamente, tras el triunfo en 8º ante Napoli, partido en el que Messi fue figura, en estas líneas se dijo que Barcelona para Lionel era cada vez más parecido a una selección dependiente de su talento. Ayer no apareció y llegó el desastre.

Ver más: La goleada

Gerard Piqué, tan símbolo como él de la gloria de Barcelona, fue el único jugador que habló tras la debacle y se ofreció a irse para generar el recambio que, admitió, el club necesita. ¿Qué pasará entonces con Leo, quien no habló?

Ver más: Alemanes históricos

Es que Messi tiene contrato con Barcelona hasta junio de 2021 y a esta altura no había dudas de que ya lo hubiera renovado si estuviera convencido de seguir. Por supuesto, siempre en Newell’s se refriegan las manos esperando el milagro de una vuelta a la ciudad para ponerse por primera vez la camiseta rojinegra en primera. Nunca antes las circunstancias fueron tan caóticas como para pensar su continuidad en Barcelona. Por eso bien cabe preguntarse: ¿y ahora qué?

Ver más: Hoy, el City

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario