Edición Impresa

Merkel, ante la difícil tarea de formar gobierno

La oposición alemana de centroizquierda tomó una dura postura ayer en el póker político que se avecina tras las elecciones del domingo, ya que los socialdemócratas y los verdes están fingiendo...

Jueves 26 de Septiembre de 2013

La oposición alemana de centroizquierda tomó una dura postura ayer en el póker político que se avecina tras las elecciones del domingo, ya que los socialdemócratas y los verdes están fingiendo poco interés en formar un gobierno de coalición con la canciller Angela Merkel. La conservadora Merkel se quedó a pocos escaños de lograr una mayoría absoluta en los comicios, lo que le genera la necesidad de formar gobierno con uno de los otros tres partidos que consiguieron acceso al Parlamento.

Con una agrupación de extrema fuera de las posibilidades de ser socios de Merkel, el Partido Socialdemócrata Alemán (SPD) y los Verdes se perfilan para un eventual gobierno. Ambas agrupaciones comenzaron un proceso de negociación que podría durar meses, ya que han dicho que prefieren seguir en la oposición que ayudar a Merkel en su tercer mandato consecutivo si no cambian algunas cosas.

A la sombra. La fortaleza de la Unión Demócrata Cristiana de Merkel (CDU) y la buena imagen de la canciller entre los alemanes constituyen el mayor obstáculo para los socialdemócratas y los verdes, desde la perspectiva de que esos dos partidos, temen que Merkel los deje a la sombra.

La CDU logró el domingo último el 41.5 por ciento de los votos, en gran medida por la figura de Merkel. En tanto, el Partido Socialdemócrata (SPD) reunió 25.7 por ciento de los votos, el partido La Izquierda 8.6 por ciento, los Verdes 8.4 por ciento. Fueron los cuatro partidos que consiguieron captar los votos necesarios para formar la fracción en el Bundestag.

De estos dos partidos, el SPD sigue siendo el socio más probable. Pese a que viene de dos elecciones desastrosas, es un partido grande que pedirá un alto precio por repetir la "gran coalición" que Merkel lideró de 2005 a 2009. Los líderes del SPD se reunirán mañana para hablar de su estrategia. Las bases del SPD encuentran desastrosa la idea de ser de nuevo el socio menor de Merkel y no está claro si respaldarían una coalición.

Sin embargo, dadas que las opciones de Merkel se limitan a la formación de una coalición, la creación de un inestable gobierno de minoría o el llamado a nuevas elecciones, el analista político Hans Vorlaender dijo que lo más probable es que en futuro cercano Alemania sea un país "más socialdemócrata". "La ventaja es que esto aseguraría una estabilidad política y no habría bloqueos de la Cámara alta (dominada por el SPD)", dijo Vorlaender, profesor de la Universidad de Dresden.

Los Verdes, por su parte, están purgando su cúpula tras unos comicios en los que perdieron votos y escaños. Katrin Goring-Eckardt, una de las líderes de los Verdes que aún se mantiene en la cúpula del partido, dijo que las diferencias con los conservadores son demasiado grandes como para trabajar juntos en el Ejecutivo."No tendría credibilidad (una coalición) y (esto) no ayudaría a tener un gobierno estable", dijo Goring-Eckardt.

v Consideró que una coalición de gobierno entre los Verdes y la Unión no tiene en ese contexto la posibilidad de sacar adelante algún tema importante porque en los que mencionó, el partido de centro derecha ha «involucionado». El Partido Verde es el que contará con la fracción legislativa más pequeña en el Bundestag.

En tanto, el ministro de Finanzas, Wolfgang Schauble, instó a una rápida negociación "dadas algunas importantes decisiones europeas a las que nos enfrentamos, por ejemplo la unión bancaria".

Impuestos

El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schauble, no descartó subir impuestos como quieren los socialdemócratas para formar gobierno. "Habrá que ver cómo transcurre el diálogo", dijo el político sobre las negociaciones con el SPD en temas como una eventual alza de impuestos, algo que hasta el momento habían rechazado categóricamente.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS