Edición Impresa

Merkel gobernará con la centroizquierda hasta 2017

Dos meses después de ganar su tercer mandato, la canciller conservadora alemana cerró el pacto preliminar con el SPD tras un mes de arduas negociaciones

Jueves 28 de Noviembre de 2013

La canciller alemana, Angela Merkel, celebró ayer el acuerdo al que llegaron sus conservadores con el rival Partido Socialdemócrata (SPD) de centroizquierda para formar un gobierno de coalición hasta 2017 que promueva reformas moderadas y prometió que el nuevo Ejecutivo a su cargo también bregará por la estabilidad en Europa. "El espíritu de este acuerdo es que somos una gran coalición para afrontar las grandes tareas de Alemania", dijo la jefa de la Unión Cristiano Demócrata (CDU) al presentar el documento de 185 páginas junto con los titulares del SPD, Sigmar Gabriel, y de la Unión Cristiano Social (CSU), la rama bávara, de la CDU, Horst Seehofer.

Los tres partidos acordaron en la madrugada de ayer tras una sesión maratoniana de 17 horas de negociaciones la formación de la tercera "gran coalición" en Alemania. El acuerdo se forjó dos meses después de las elecciones en las que Merkel no logró la mayoría necesaria para gobernar y se vio forzada a buscar el apoyo del SPD para formar una alianza como la que dirigió entre 2005 y 2009. El pacto, que contempla la implantación gradual de un salario mínimo nacional, mejoras en el sistema jubilatorio y la doble nacionalidad para hijos de extranjeros nacidos en Alemania, aún debe ser aprobado por las bases del SPD, unos 475.000 afiliados. De conseguir el visto bueno de los socialdemócratas a mediados de diciembre, Merkel podría asumir su tercera jefatura de gobierno el 17 de diciembre.

La canciller destacó la vocación europea del futuro gobierno. "Europa es indispensable. Sólo podemos ser fuertes si Europa es fuerte". Agregó que "no desarrollaremos una unión de la deuda, sino una unión de la estabilidad". El acuerdo pone fin a una larga espera en Europa para avanzar en proyectos clave. El documento contempla que Alemania apoyará la creación de una unión bancaria y de un sistema para liquidar bancos en crisis, pero mantendrá su rechazo a los eurobonos o cualquier mutualización de la deuda pública.

Los tres líderes políticos desgranaron los principales ejes de la futura gestión de gobierno y aseguraron que el documento plasma reivindicaciones centrales de sus campañas. Anunciaron que Alemania tendrá un salario mínimo interprofesional, una demanda clave de los socialdemócratas, pero de forma escalonada entre 2015 y 2017. Merkel y sus democristianos lograron imponer las mejoras en el sistema jubilatorio que propugnaban y el propósito de no aumentar los impuestos ni contraer deudas nuevas a partir de 2015, al tiempo que accedieron a la doble nacionalidad para hijos de extranjeros nacidos en Alemania. Los tres partidos convinieron posponer hasta después de la votación de las bases del SPD el anuncio del reparto formal de ministerios y sus titulares. Aun así, se baraja que Wolfgang Schauble permanecerá en la cartera de Finanzas y que Gabriel asumiría un ministerio de Economía con más competencias.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS