Edición Impresa

Merkel ganaría mañana, pero el Parlamento es un misterio

Elecciones alemanas. Los democristianos lograrían un 40 por ciento, aunque sus actuales socios de coalición podrían quedarse afuera del Parlamento.

Sábado 21 de Septiembre de 2013

Las últimas encuestas conocidas en Alemania volvieron a mostrar un empate técnico entre el bloque de centroderecha de la canciller Angela Merkel y la oposición de centroizquierda, de cara a las elecciones de mañaña. Pero todo indica que los democristianos de Merkel lograrán nuevamente la cancillería para su líder por tercera vez, aunque quedan enormes dudas sobre cuál será la coalición que la respalde.

Un sondeo del Instituto Forsa reveló que la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel obtendría el 40 por ciento de los votos, un punto más de lo que se estimaba la semana pasada, aunque insuficiente para formar gobierno. El Partido Liberal (PDL), socio minoritario del CDU, obtendría un 5 por ciento de los votos, el mínimo requerido para acceder al Bundestag (Cámara baja). En tanto, el Partido Socialdemócrata (SPD) alcanzaría un 26 por ciento de los votos, que sumarían un 10 por ciento de Los Verdes. La Izquierda llegaría al 9 por ciento de la Izquierda, pero no será parte de una coalición con SPD y verdes. Por otro lado, el pequeño partido euroescéptico Alternativa para Alemania (AFD), así como Los Piratas, no accedería al Bundestag debido a que obtendrían un 4 por ciento y un 2 por ciento cada uno, no alcanzando el mínimo legal del 5 por ciento.

Los datos están en la misma línea que los publicados por otros encuestadores. El Politbarometer de la televisión pública ZDF planteó resultados muy parecidos, otorgándole al CDU 40 por cientoy al liberal PDL un 5,5 por ciento. El SPD alcanzaría el 27 por ciento, frente al 9 por ciento de Los Verdes y el 8,5 por ciento de La Izquierda.

Lo que falta saber es cómo se resolverán las coaliciones tras las elecciones de mañana, en las que unos 62 millones de alemanes concurrirán a las urnas. El partido de Merkel quiere repetir su alianza con el PDL, aunque eso dependerá de que este alcance el umbral de 5 por ciento para acceder al Parlamento.

Por su parte, el SPD anticipó que sólo pactará con Los Verdes. Sin embargo, ningún sondeo otorga a esta alianza la mayoría en el Parlamento. Ante la incertidumbre sobre las coaliciones, surgen versiones acerca de una posible alianza entre el CDU y SPD, es decir el primero y el segundo. Es lo que se llama en Alemania la "Gran coalición". Si bien es una opción que ambos rechazan, no sería la primera vez que formaran esa sociedad. En el primer gobierno de Merkel (2005-2009), el actual candidato socialdemócrata Peer Steinbrück ejerció de ministro de Finanzas, y la alianza fue estable.

Mayoría simple. Pero si Merkel consigue formar una coalición de centroderecha, es probable que solo cuente con una mayoría simple en la Cámara baja, y el dominio de la izquierda en la Cámara alta podría bloquear sus principales iniciativas. La Cámara alta (Bundesrat) es la menos activa del sistema alemán, pero su voto, que representa a los Estados federados, es igualmente decisivo. "Si Merkel logra una mayoría con la centroderecha es probable que sea por un margen más estrecho que antes", estimó Elga Bartsch, de Morgan Stanley. "Tendrá disidentes sobre los asuntos europeos. No sólo tendrá que confiar en la oposición en el Bundesrat, sino posiblemente también en el Bundestag", agregó.

Otra amenaza proviene del partido antieuropeo Alternativa para Alemania (AFD), que con un leve aumento sobre los sondeos podría entrar en el Parlamento, negando a Merkel una mayoría de centroderecha. Intensificaría las disputas sobre Europa de cara a las elecciones al Parlamento europeo de junio de 2014. El auge de AFD llega en un momento delicado. El Tribunal Constitucional alemán está evaluando la legalidad del programa de compra de bonos del Banco Central Europeo que lleva adelante su presidente italiano, Mario Draghi; Grecia y Portugal podrían necesitar pronto nuevos rescates y la UE está creando una ambiciosa unión bancaria que puede conllevar nuevas obligaciones para los contribuyentes alemanes. "Si AFD entra en el Parlamento cambiará el debate sobre el euro en Alemania. Se hará más agudo", anticipó un colaborador cercano de Merkel.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS