Edición Impresa

Mercedes, la rosarina que emocionó a Cristina

María de las Mercedes Beltrán nunca imaginó que ver en directo el retorno de la presidenta a la Casa Rosada después de 41 días de ausencia le iban a deparar "los 15 minutos de fama"...

Jueves 21 de Noviembre de 2013

María de las Mercedes Beltrán nunca imaginó que ver en directo el retorno de la presidenta a la Casa Rosada después de 41 días de ausencia le iban a deparar "los 15 minutos de fama" vaticinados por Andy Warhol.

Mercedes, una abogada de 46 años que teje al crochet como hobby, sintió ayer que la tocaban con la varita mágica cuando escuchó, por cadena nacional, que Cristina la mencionaba con nombre y apellido y le agradecía el regalo (una carpeta en crochet con los colores patrios) y contaba la anécdota que ella le refirió en la carta que acompañó el tejido: que cuando fue a comprar una heladera pidió "que sea industria nacional".

"Imaginate como estoy que la presidenta me nombre", le dijo anoche a LaCapital todavía emoción y feliz.

"Estoy sorprendida, emocionada y agradecida", completó, y en cualquier momento le mando otra para agradecerle que me haya nombrado", agregó en broma".

Mercedes vio en directo a la presidenta por casualidad: "Suelo escuchar sus discursos a la noche, cuando veo los noticieros. Como ayer vine antes, y era la jura de los nuevos ministros, me puse a escucharla, y cuando empezó con eso (de mencionar su carta) no lo podía creer", describió.

Mercedes dijo que le mandó la carta "para darle fuerza, agradecerle la gestión de gobierno; para decirle que estoy orgullosa por primera vez del país, por varias medidas, como la Asignación Universal, la ley de medios, y entre otras cuestiones, la industria nacional, porque para mí esa es la gran generadora de trabajo".

"Fue una carta corta, sencilla", agregó, y destacó que no tiene copia de la carta", comentó.

Aunque no hacía falta, dijo que era "admiradora de la presidenta pero no militante. Sí soy de ir a algún acto cuando viene a Rosario. La fui a ver al Monumento y el sábado pasado —continuó— fui al congreso que hizo K en el Patio de la Madera, porque aprendo, me abren la cabeza, pero no como militante: fui yo solita con mi suegra y me senté a escuchar".

Así contó su ocurrencia: "Un día pensé que me gustaría mandarle un regalo a la presidenta como una muestra de cariño, incluso esto fue antes de su enfermedad. Y ahí me dije que qué mejor regalo que algo hecho por mis propias manos. Y le tejí un mantelito con los colores de la bandera argentina, porque ella ha hecho que me sienta orgullosa de mi país y de mi bandera".

Luego contó que acompañó el regalo con una carta "en la que le transmito mi admiración y mi admiración por un montón de medidas del gobierno. Evidentemente a ella le llamó más la atención lo de la heladera". Luego detalló el episodio: "Fui a un comercio que ya ni me acuerdo a comprar una heladera nueva. Le dije al vendedor que la condición sine qua non era que sea industria nacional, y él me dijo: «Usted está con la presidenta». "Ahí me di cuenta que él también era K y nos enganchamos hablando de la presidenta".

Destacó que el "lo bueno de lo que le tocó vivir es la gran cantidad de llamados de amigas y familiares, que indica que, por lo menos, todo el mundo la escucha".

Además, confió que el episodio la convenció de que Cristina "es como una se la imagina: que se ocupa de todo, y supongo que por eso es que se ha estresado tanto".

Incluso opinó sobre el recambio en el gabinete: "Espero que sea para bien. Yo tengo mucha confianza en la presidenta, y si ella lo decidió...". Aclaró que le "gusta Kiciloff y que la de "Capitanich me parece una excelente elección. Puede ser que ella se pueda apoyar en él".

De todos modos, no dejó de sentar posición: "Yo creo que el rumbo va a ser el mismo. Además eso es lo queremos los que la votamos; no sé por qué dicen «esperemos que cambie el rumbo»".

Finalmente, explicó cómo hizo para hacerle llegar la carta a Cristina: "Te acordás que te dije que fui al Patio de la Madera, bueno llevé la carta. Allí lo vi a (Carlos) Zannini y pensé que era la persona correcta por ser su secretario. Entonces le di al carta, y te aclaro que había un montón de gente que le entregaba cartas para la presidenta".

"Yo no esta tan segura de que la iba a leer; pensaba que podría tener una respuesta formal, onda con hojita membretada de la Presidencia... pero no, no, esto que hizo... ¡Te das cuenta por qué despierta lo que despierta! ¡Es sorprendente esta mujer!, expresó, ya sin temor a la exaltación .

"Te tengo que cortar porque me está sonando el celular", dijo. Los 15 minutos de fama tuvieron ayer a Mercedes a las corridas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS