Edición Impresa

Mellizos: levantaron la restricción de libertad al otro matrimonio

Son Andrea N. y Germán S., los presuntos adoptantes. La semana pasada se había hecho lo propio con la otra pareja involucrada.

Miércoles 03 de Diciembre de 2014

A casi una semana de levantare las restricciones que pesaban sobre la libertad de uno de los matrimonios imputados en el caso de los supuestos mellizos desaparecidos, la jueza Mariel Minetti dispuso exactamente lo mismo ayer para la otra pareja que también pidió ser sobreseída y deberá esperar cinco días hasta conocer la decisión judicial al respecto.

Mientras tanto, hoy vence el plazo fijado por la misma magistrada para resolver la desvinculación o no de la causa de Mariana N., y su esposo Luis J. "Mañana (por hoy) habrá novedades", fue la escueta respuesta de la jueza al ser consultada por La Capital sobre el tema apenas culminada la extensa audiencia solicitada por la defensa de Andrea N., y su marido Germán S.

Aunque la medida adoptada por Minetti fue calcada para ambos matrimonios casildenses denunciados por Liliana Montenegro como coautores del presunto robo de sus hijos recién nacidos el 13 de julio, no hubo en esta audiencia conformidad absoluta para el otorgamiento de la libertar plena, como sucedió en la anterior.

Si bien la jueza hizo lugar a tal requerimiento al que tampoco se opusieron las fiscales Marianela Luna y Lorena Aronne, no contó con el consentimiento de la parte querellante. En ese sentido, la apoderada legal que participó en representación de la denunciante, Lucila Puyol, explicó el cambio de criterio al considerar que los matrimonios incriminados "no tienen la misma responsabilidad" en el hecho investigado.

Al entender que "no existe riesgo procesal" la magistrada interviniente habilitó el requerimiento que le permitirá a Andrea N. y su marido recuperar los 100 mil pesos que depositaron de caución entre ambos cuando quedaron en libertad tras cumplir 40 días de arresto domiciliario, además de reintegrarles los pasaportes para poder salir del país y no tener más que presentarse cada 14 días en el organismo donde debían acreditar su residencia.

No obstante deberán esperar hasta el martes de la próxima semana para que la jueza resuelva la cuestión de fondo vinculada al pedido de sobreseimiento que generó una férrea negativa de tanto de las fiscales como de Puyol, al coincidir que se trataría de una medida "apresurada" puesto que "aún no está agotada la investigación".

El abogado defensor del matrimonio, Fausto Yrure, justificó el planteo al invocar que hay "elementos de convicción suficientes" para demostrar "la inexistencia del delito". Y en ese sentido apeló a "las múltiples contradicciones y falta de verdad" en la que habría incurrido la denunciante durante la reconstrucción del hecho así como en otras circunstancias.

Y en ese marco recordó que Montenegro también involucra en el caso a la hermana y el cuñado de Andrea N. cuando "está probado que se encontraban en la localidad entrerriana de Federación" el día (13 de julio) que ocurrió el denunciado episodio. Y aún con mayor firmeza apunto a la falta de certezas médicas sobre el estado de gravidez y posterior alumbramiento de la mujer. "Todos los médicos descartan que haya estado embarazada y más aún dado a luz el 13 de julio".

"No son contundentes". Las fiscales refutaron argumentos de la defensa y hasta ventilaron comunicaciones telefónicas que habrían tenido algunos de los imputados con Montenegro luego del supuesto hecho delictivo, e insistieron con que los resultados de las pericias médicas "no son contundentes" respecto a la existencia o no del embarazo.

De todas maneras su rechazo al sobreseimiento tuvo como eje "la razón fundamental de que no está agotada la investigación, ya que existen importantes medidas pendientes que fueron libradas a fin de tener elementos de convicción y tomar responsablemente la decisión que correspondiese". En ese sentido, Luna puntualizó que resta el entrecruzamiento de llamadas telefónicas, y conocer el resultado de pericias informáticas de material secuestrado en el domicilio allanado de uno de los matrimonios imputados (una notebook, tablet y CPU) al tiempo que detalló que la Procuraduría de Trata de Personas de la Nación, como publicó oportunamente La Capital, tiene "abierta una actuación preliminar" sobre denuncias de presuntos casos de robo de bebés en la región.

Las fiscales resaltaron que "el dictado de un sobreseimiento se equipara a una sentencia absolutoria y cierra definitivamente el proceso, con lo cual no se podría reabrir el caso así surgieran pruebas contundentes".

A su turno, Puyol adhirió a la postura de la fiscal y, en tal sentido, y aclaró que los organismo de derechos humanos acompañan a Montenegro porque tienen "la certeza" de que estuvo embazada y que fue víctima de "un caso forzado de desaparición de personas. Por esa razón hicimos en su momento una presentación en una fiscalía Federal" para que la causa pase a tal órbita judicial, aunque aún el pedido no fue resuelto.

Asimismo, dijo que le resultó "ofensivo de que Yrure haya tratado de mentirosa a Montenegro", lo que fue refutado por el abogado al argumentar que no la calificó de tal manera sino que se refería a "ocasiones en las que mintió" aunque insistió "no solo en la inexistencias del hecho sino del embarazo y el parto".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario