Edición Impresa

Mellizos desaparecidos: verificarán si realmente hubo un embarazo

El fiscal regional, Jorge Baclini, se reunió en Casilda con las funcionarias judiciales que llevan adelante la investigación del caso. Confirmaron una junta médica para ratificarlo y despejar dudas.  

Miércoles 27 de Agosto de 2014

Liliana Montenegro, la mujer de Zavalla que denunció haber sido despojada de los mellizos que habría dado a luz hace más de un mes en Casilda, será sometida a una junta médica para "despejar dudas" sobre la existencia de su embarazo, pese a los informes médicos que constan en la causa y que aseguran que cursó tal estado de gravidez.

Así lo confirmó a LaCapital el fiscal regional del Ministerio Público de la Acusación de Rosario, Jorge Baclini, luego de una reunión que mantuvo ayer en Casilda con las fiscales que llevan adelante la investigación, Lorena Aronne y Marianela Luna.

"Se dispusieron una serie de medidas de importancia y creo que de su evolución surgirán novedades específicas en las próximas semanas", dijo el funcionario judicial, tras puntualizar que "venimos trabajando en forma conjunta (con las fiscales de Casilda) y chequeando la información que se va produciendo".

Sobre la junta médica a Montenegro, Baclini resaltó que esta se concretará en otra jurisdicción provincial "para generar imparcialidad y evitar cualquier tipo de suspicacia que pudiera existir", aunque aclaró que aún falta confirmar la fecha.

El fiscal regional dijo que "si bien constan en el expediente informes médicos forenses que acreditan el embarazo de la mujer, igualmente se resolvió convocar a un equipo de profesionales para tener aún mayor certeza y "despejar dudas" ante sospechas que ponen en tela de juicio su veracidad.

Baclini aseguró que a ello se sumarán otras medidas, aunque prefirió mantenerlas en reserva para "evitar que se frustren", sostuvo. No obstante, fuentes inobjetables indicaron a este diario que hoy serían entrevistados profesionales de la salud que habrían atendido o mantenido algún tipo de contacto con Montenegro antes o durante su supuesto embarazo.

Se trataría de médicos afectados al hospital Eva Perón de Granadero Baigorria, donde la mujer aseguró que iba periódicamente para realizarse controles, aunque su historia clínica, secuestrada semanas atrás en ese centro de salud "estaba vacía", lo que genera aún más incertidumbre en torno al complejo caso. De concretarse, las declaraciones se sumarán al testimonio de otros profesionales que ya fueron entrevistados.

,

Búsqueda. Mientras tanto, la búsqueda de los mellizos continúa siendo infructuosa, aunque se sigue con las tareas en distintas direcciones con la colaboración de organizaciones e instituciones vinculadas a la desaparición de menores, además de la participación de las Tropa de Operaciones Especiales (TOE).

Las fiscales sostienen que "la prioridad es encontrar a los bebés", y apuntan a distintas líneas investigativas al "no descartar ninguna hipótesis" sobre este misterioso episodio por el cual están imputados dos matrimonios de Casilda bajo la figura penal de sustracción, ocultamiento y retención de menores, la que prevé una pena de 5 a 15 años de prisión.

Si bien los incriminados defienden su inocencia, Liliana Montenegro los acusa de robarle a sus hijos, tras ir a buscarla a Zavalla para luego trasladarla a una clínica de Casilda donde aseguró que dio a luz dentro de "un consultorio" a un varón y a una nena que nunca más vio.

Supuesta sustracción. Sobre las sospechas surgidas en torno a su embarazo, y que justifican la junta médica, Montenegro se mostró molesta en una entrevista que concedió a un programa de televisión por cable de Casilda, donde además fue publicada una foto que la mujer dijo corresponder a su embarazo.

Además, como ya lo había manifestado en una nota publicada por este medio, insistió en que detrás de la supuesta sustracción de sus gemelos "hay gente muy importante", y que se siente "desprotegida", aunque valoró el trabajo de las fiscales y el acompañamiento de organismos de derechos humanos.

Los bebés nacieron, según el testimonio de la madre, el 13 de julio y la denuncia fue realizada el 18 en jurisdicción de Rosario, aunque la investigación recaló en el Ministerio Público de la Acusación de Casilda al aparecer involucradas personas de esa ciudad.

Días atrás, el jefe comunal de Zavalla, Ignacio Mujica, sostuvo, como publicó LaCapital, que la primera denuncia la hizo la comuna y de no haber actuado de esa manera el caso no se hubiese investigado, además de ventilar contradicciones en la que habría incurrido Montenegro.

La denuncia.El mandatario recordó que tomó cartas en el asunto cuando dos trabajadores comunales que estaban efectuando, por orden del gobierno local, mejores edilicias en la humilde vivienda de Montenegro, le informaron que la mujer le contó que sus hijos habían nacido muertos en el hospital Eva Perón, razón por la que Mujica se comunicó con el nosocomio y al comprobar que la mujer ni siquiera había estado internada allí radicó la denuncia, por medio de la asistente social, en la comisaría local a fin de investigar la presunta irregularidad.

En ese contexto asegura que luego una fiscal de Rosario desembarcó en Zavalla para entrevistar a Montenegro, quien dijo haber sido víctima del despojo de las criaturas. Y si bien no es más que un dato menor para la investigación Montenegro sigue contrariando a Mujica, más allá de lo documentado, al sostener que "no es cierto lo que dice Mujica ya que cuando yo hice la denuncia (antes que él), pero no me la quisieron tomar".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario