Edición Impresa

Melincué: procesan al jefe comunal por presunta conexión con burdeles

Es por allanamientos hechos en 2012. Gabriel Rébora adelantó que apelará, y dijo ser víctima de una "persecución".

Viernes 30 de Mayo de 2014

El presidente comunal de Melincué, Gabriel Rébora, fue procesado por incumplimiento de los deberes de funcionario público en el marco de una causa que se había iniciado en julio de 2012 por un prostíbulo (Escorpio) que funcionaba en las afueras de la localidad y que según el fiscal Jorge Pozzi no tendría que haber tenido la habilitación comunal.

Rébora anticipó a LaCapital que apelará el procesamiento y dijo ser víctima de una persecución política y personal por parte de la Fiscalía de Cámara con asiento en Venado Tuerto.

El Fiscal de Cámara de Apelaciones de Venado Tuerto, Fernando Palmolelli, ratificó el procesamiento que dictó el fiscal Pozzi por las investigaciones del año 2012 en el prostíbulo Escorpio. Según Palmolelli, "habrían existido intercambios telefónicos entre los que regenteaban ese lugar y Gabriel Rébora. Hay varias escuchas de Gendarmería que lo comprometen".

En el año 2012 se llevaron a cabo dos operativos contra los burdeles de Melincué. El primero, en julio, fue realizado por la Justicia provincial y meses más tarde, en septiembre, lo hizo la Justicia Federal por el delito de trata y ejercicio de la prostitución en Escorpio. "El de la semana pasada, realizado por la provincia y la Nación, no tiene que ver con este caso y fue en un cabaret denominado La Rueda, ubicado en el ejido urbano de Melincué", se aclaró.

Apelación. Rébora anticipó que apelará el dictamen y se consideró víctima de una persecución política y personal de parte de Fernando Palmolelli, de quien dijo lo unía una buena relación "en épocas en el que era fiscal en Melincué. Incluso comía en mi casa. Después tuvimos cuestiones personales que ahora no vienen al caso ventilarlas, pero en su momento las diré", amenazó.

Para Palmolelli "hubo un claro hecho de incumplimiento de los deberes de funcionario público, ya que funcionaba un cabaret donde se ejercía la prostitución y estaba autorizado como bar. A todas luces se sabía que en ese lugar había personas que ejercían la prostitución con la complicidad de la comuna, que no podía desconocer esa situación ni realizaba los controles necesarios".

Días atrás se realizó otro operativo exitoso y se rescataron 14 prostitutas de un burdel, denominado La Rueda, que fue aplaudido por el propio mandatario comunal. "Me parece bárbaro que cierren ese cabaret y los otros cinco que siguen funcionando en otros pueblos y ciudades de la región. Lo que no podemos hacer nosotros como comuna es tener el poder de cerrarlo ni tener logística para controlar lo que allí sucede. Nosotros, los presidentes comunales, no podemos hacernos cargo de esos controles. Para eso están la provincia y la Nación que, actuando conjuntamente, lograron cerrarlos".

Alertado. A su vez, Palmolelli explicó que "en su momento el juez había alertado a Rébora de que en ese lugar se podría estar infringiendo la ley de profilaxis, o sea que se ejercía la prostitución y hay una ley de municipios y comunas que impide a los mandatarios comunales habilitar este tipo de lugares. Si bien es cierto que ese lugar estaba habilitado como bar y que en una parte se despachaban bebidas y en el otro había habitaciones, no caben duda que se ejercía la prostitución".

Este operativo en Escorpio se llevó a cabo en julio de 2012 y en septiembre se realizó otro por parte de la Justicia Federal. "Lo que probó la Fiscalía de Pozzi es que entre julio y septiembre el lugar siguió funcionando en las mismas condiciones a pesar de que el propio Rébora estaba anoticiado de que en ese lugar se podría estar ejerciendo la prostitución. Cosa que finalmente se comprobó", dijo Palmolelli. Y agregó que "en el expediente hay siete cuerpos de grabaciones en las que se prueba la relación entre los propietarios de ese bar y el propio jefe comunal. Por eso es que se procesa a Rébora por el eventual incumplimiento de los deberes de funcionario público. Es un proceso que aún no culminó ya que las partes pueden apelar", remató el fiscal de Cámara.

Por su parte, Rébora se mostró tranquilo y ratificó que apelará. "No me extrañaría que esto salga a la luz justo cuando esta gestión logró lo que nunca antes se había conseguido, y es que Melincué tenga gas natural gracias a los 43 millones de pesos que tramitamos. No descarto que esto sea una maniobra política y personal del propio Palmolelli".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario