Edición Impresa

Medio centenar de dirigentes justicialistas denunciaron una persecución política

Los sucedos que generan preocupación son el ataque al edificio de la comuna de Bombal y otro ocurrido en Melincué, donde el mandatario fue procesado por incumplimiento de sus deberes.

Lunes 22 de Diciembre de 2014

Reunidos en Wheelwright medio centenar de jefes comunales justicialistas de la provincia reclamaron por lo que consideran “una peligrosa andanada de ataques y persecución a miembros de ese espacio político peronista”. Se expidieron sobre los casos de Melincué y Bombal, en este último pueblo se desató un feroz violencia contra el edificio comunal tras un desalojo de una familia usurpadora ordenada por la provincia y tuvo como víctima al peronista Carlos Gabbi. En Melincué, el mandatario Gabriel Rébora se quejó porque el fue procesado por incumplimiento de los deberes de funcionario público por el operativo realizado en un bar nocturno mientras que en Firmat “la provincia felicitó al intendente por colaborar. Siendo que ahí se ejercía la prostitución”, dijo Rébora.

   El Foro de Presidentes Comunales Justicialistas de Santa Fe Pueblos Libres es un espacio que aglutina a más de un centenar de dirigentes territoriales desde Sombrerito hasta Wheelwright, a lo largo y ancho de toda la provincia.

   Los sucesos “en torno al ataque contra el edificio de la comuna de Bombal y la persecución política, mediática y judicial que ha montado el FPCyS contra Rébora”, jefe comunal de Melincué generaron “preocupación y malestar entre los miembros del Foro” quienes salieron a expresar su “repudio y solidaridad” para con estos dos dirigentes.

   “Nos preocupa que ante situaciones análogas, la provincia haga un uso tan descarado de su aparato de propaganda. En Firmat allanaron un bar que tenía habilitación municipal y donde había trabajadoras sexuales ejerciendo su oficio en el mismo momento del operativo, y Ana Viglione (funcionaria política del FPCyS a cargo de Delitos Complejos) salió a «agradecer al intendente por su colaboración, como si fuese un héroe». Maximino, el intendente de Firmat, es del FPCyS.

   En Melincué ocurrió algo análogo: un bar habilitado como tal fue objeto de un allanamiento pero allí la Justicia nunca pudo probar que existiera ni trata ni proxenetismo, según ya se expidió. Rébora, que es del PJ, fue manchado en todos los medios y hasta procesado”, señaló el jefe comunal de Carreras Germán Battista y uno de los referentes del Foro.

   “¿Qué hubiera ocurrido si Viglione le hubiera avisado a Rébora que se realizaría el allanamiento? ¿Acaso alguien puede pensar que el jefe comunal no iba a colaborar y a acompañarlos en el operativo? Es un claro ejemplo de la persecución que ejercen mediática y hasta judicial contra el PJ estos intolerantes que quieren lograr por vía ilegítimas lo que el pueblo les niega”, resaltó Battista.

   “La inacción de la policía de la provincia sólo puede interpretarse como una zona liberada para que quienes atacaban a la comuna de Bombal y a Gabby quienes estuvieron aterrorizados y privados de su libertad, a la buena de Dios, en casi una hora. Y la policía de Santa Fe no actuaba ¿por qué no existían órdenes en ese sentido? ¿Qué explicación tiene (el ministro ausente) Lamberto a tamaña situación?”, reclamó Battista.

   Detrás de ambos hechos, el Foro de Presidentes Comunales Justicialistas de la provincia de Santa Fe Pueblos Libres denuncia con preocupación “una actitud de persecución sistemática que ha tenido distintas versiones: ahogo económico, extorsión y difamación mediática, aprietes judiciales y ahora hasta el uso de las fuerzas de seguridad para generar caos y desestabilización”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario