Edición Impresa

“Me di cuenta de que sin Newell's no puedo estar, que acá soy feliz", confesó Scocco al pisar el Coloso

El goleador retornó al Parque y los hinchas rojinegros le brindaron ayer una multitudinaria bienvenida, que también incluyó las presentaciones de Oscar Ustari y Leandro Fernández.

Domingo 27 de Julio de 2014

 “Me di cuenta de que sin Newell's no puedo estar, que acá soy feliz. En estos momentos el corazón manda y por eso estoy de vuelta”. Con esa alta carga sentimental, Ignacio Scocco expuso sus sensaciones en su regreso al club. El goleador retornó al Parque y los hinchas rojinegros le brindaron ayer una multitudinaria bienvenida en el Coloso, que también incluyó las presentaciones de los otros dos refuerzos: el arquero Oscar Ustari y el defensor Leandro Fernández.

“Soñé con este momento durante un año”, confesó Nacho ante más de 15 mil fanáticos que se desplegaron en la platea doble, con banderas, cánticos y cientos de camisetas con el 32 en la espalda. “Estas decisiones se toman con el corazón y por eso elegí volver al club del que soy hincha”, se encargó de resaltar, visiblemente emocionado, con los brazos en alto para aplaudir a la gente por semejante demostración de afecto y devoción.

Scocco salió por el túnel a las 13.28 y rápidamente giró la vista para contemplar un formidable gesto de recepción del pueblo leproso. Se puso la mano derecha encima del corazón a manera de natural agradecimiento. Y desde la grada bajaba estridente: “Este es el famoso Nacho que volvió a La Lepra para ser campeón...”.

Luego, el presidente Guillermo Lorente le entregó la camiseta 32 y Nacho, junto a Ustari y Fernández, patearon pelotas a las tribunas. Más tarde, los tres posaron con sus hijos para estampar una postal que ninguno de ellos olvidará. Con el aguante leproso como fervoroso telón de fondo y como motor de una nueva ilusión.

A las 13.40, los futbolistas se retiraron rodeados de sus familias. Y después llegó el turno de la rueda de prensa, en la que Scocco admitió que pasó tiempos difíciles hasta la concreción de este regreso. Deslizó que nunca debió haberse ido de Newell's. Hubo autocrítica y frases a corazón abierto. “Fue dura la espera. Valoro mucho el esfuerzo de los dirigentes de ir a Inglaterra y mostrar un interés real a Sunderland. Fue muy importante lo que hicieron. Cuando uno está lejos extraña y mucho, esta vez más que nunca”, se sinceró Nacho.

Y profundizó: “Fue un error pensar que estaba listo para irme otra vez. Eso me llevó a defraudar a mucha gente, de Inter (Brasil), de Sunderland, pero si bien estaba allá, mi cabeza y mi corazón estaban acá. Miraba los partidos de Newell's por televisión y me volvía loco. Por eso hice todo lo que pude para volver”.

Sobre el extraordinario proceso de repatriación de valores con raíces rojinegras, Scocco comentó su experiencia: “Todo jugador que se va de Newell's quiere volver, no me pregunten por qué. Pero es muy destacable. Lo único que espero ahora es poder rendir en la cancha como hace un año atrás”.

Así, el bicampeón rojinegro se animó a cerrar sus ojos en el Viejo Continente y el flujo de su sangre marcó el camino de regreso. El corazón mandó. Y Nacho tuvo la sabiduría de escucharse.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS