Edición Impresa

Mayo: cosecha y Club de París

Los dólares los puede tener, comprando Boden 2015 en pesos y vendiéndolos en dólares, esto te deja comprado a un precio cercano a 10,20.

Domingo 04 de Mayo de 2014

No es un secreto que el gobierno pretende mantener el dólar en $ 8 para poder comprar la mayor cantidad de divisas posibles, en el marco de la cosecha de soja, que obliga a los productores a vender buena parte de lo recolectado a un dólar muy bajo.

El hombre de campo, por costumbre, venderá muy poco. A pesar de que le conviene vender y quedarse posicionado en dólares e insumos. Los dólares los puede tener, comprando Boden 2015 en pesos y vendiéndolos en dólares, esto te deja comprado a un precio cercano a 10,20.

El dólar blue pegó un saltito, para ubicarse cerca de 11 pesos. No hay que preocuparse, en la primera semana de mayo caerá. El mes comienza el día 5, y las obligaciones salariales, pago a proveedores y alquileres obligan a comerciantes, industriales y emprendedores en general, a vender algunos dólares para iniciar el mes sin conflictos.

Hacia mediados de mayo, los flujos de fondos serán mucho más equilibrados, y los feriados serán muy pocos hasta fin de año, esperando mejores ventas (al menos en el trimestre mayo, junio y julio).

Entre el 12 de junio y el 13 de julio, el Mundial sacará a todos de los temas cotidianos, con lo cual muchas preocupaciones podrían soslayarse. Si el clima futbolístico es festivo, de lo contrario, las noticias económicas volverán a ganar espacios relevantes en la vida cotidiana.

El gobierno podría lograr un acuerdo con el Club de Paris. El run run, indica que es posible llegar a un acercamiento. Se le pagaría un anticipo y el resto en cuotas, a cambio de créditos blandos para infraestructura. Sería un gran avance ir restableciendo las relaciones con el mundo financiero.

Los mercados están descontando esta noticia. Los bonos suben de precio, y ya cotizan en valores atractivos, como es el caso del Boden 2015 y el Bonar 2017. Nuestra preferencia está centrada en el Bonar 2017, ya que no opera su vencimiento en lo inmediato, y los intereses son pagables. Respecto al Boden 2015, es muy probable que el gobierno no cuente con los u$s 6.000 millones para su amortización, por ende, debería emitir otro bono para su rescate, o bien canjear compulsivamente este título. Ojala esto no ocurra.

Las acciones muestran una suba muy interesante. Las bancarias se ubican en valores récord, al igual que las empresas energéticas y Telecom. Tímidamente están subiendo las acciones ligadas a la exportación, como Aluar, Siderar, Tenaris e YPF.

La única explicación posible, es un cambio de aire en los mercados financieros internacionales. Si esto ocurre, los títulos podrían mejorar sus cotizaciones notablemente.

A estas noticias positivas, se contraponen datos poco felices de la economía nacional. La balanza comercial argentina del primer trimestre de 2014 es positiva en u$s 121 millones, mientras que un año atrás se ubicaba en u$s 1.499 millones. Una caída del 91,9 por ciento. Esto implica menos dólares para esta economía. Por otro lado, se revisaron las exportaciones pasadas, el saldo de balanza comercial del año 2013 se ubicó en u$s8.003 millones, el menor valor desde 2001 a la fecha. Estos números se podrían seguir corrigiendo, lo que implica que para el año 2014, con estos datos de base, esperamos un saldo de balanza comercial de u$s 3.500 millones. Claramente un escenario de escasez de dólares y abundancia de pesos.

El Banco Central debe enfrentar vencimiento de pesos por el equivalente a 80.000 millones en los próximos 90 días, que representan el 50 por ciento del total del endeudamiento y el 25 por ciento de la base monetaria. No sabemos cuál será la política del ente rector, algunos se juegan por una baja de tasas y liberación de pesos en el mercado. Si se adopta este camino, los precios estarán lejos de ceder, y el dólar blue volvería a subir. Si el Banco Central sube la tasa de interés, la actividad seguirá muy planchada, y tampoco ayuda al ánimo general.

Los despidos se comienzan a sentir en el mercado. Las automotrices, comercios e industrias, están replanteando su producción y ventas, consecuentemente los recursos humanos a utilizar. Todo hace pensar en un año duro y complicado, no será el año del consumo, pero habrá negocios interesantes para realizar.

Conclusión:

El mundo financiero está en crecimiento, bonos y acciones son buenas alternativas de inversión si Argentina logra acordar con el Club de Paris. La economía real languidece, ante la suba de tasas y un dólar convertible. Una economía binaria, que deja un sabor amargo a la producción.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario