Edición Impresa

Máxima exigencia sanitaria ante el pico de las enfermedades de invierno

La alta demanda de atención médica por las enfermedades de invierno en el sistema de salud público y privado llegó a su máxima exigencia: las autoridades sanitarias definieron que esta...

Viernes 12 de Julio de 2013

La alta demanda de atención médica por las enfermedades de invierno en el sistema de salud público y privado llegó a su máxima exigencia: las autoridades sanitarias definieron que esta semana se está registrando el pico epidemiológico, que empezará a decaer a partir del martes próximo. La situación se refleja en hospitales con un nivel de ocupación de camas superior al 80 por ciento, suspensión de cirugías programadas, refuerzo de personal y una mayor cantidad de cuadros que requieren internaciones prolongadas en los niños. Todo esto, con una humedad al tope del cien por ciento, que poco ayuda a mejorar los cuadros respiratorios.

La demanda estacional se hacía sentir desde fines de junio pasado, e incluso generó días atrás la reacción del sindicato médico Amra, que denunció una situación de "colapso", desmentida enfáticamente por el titular de la cartera de Salud provincial, Miguel Cappiello.

El propio ministro confirmó ayer que está transcurriendo el pico epidemiológico de invierno, como estaba previsto en base a estudios de la evolución y curvas de las enfermedades en la población.

La "semana epidemiológica" pico no necesariamente coincide con la semana calendario y, en este caso, fue establecida entre el lunes pasado y el lunes próximo, tanto en Rosario como en el resto de la provincia. Se espera que la meseta se sostenga hasta ese día y que el martes la exigencia empiece a decaer, para llegar a niveles bajos a mediados de agosto.

"Hemos reforzado servicios, incorporado personal y abierto más camas críticas, tanto en el Hospital Centenario como en el Eva Perón de Granadero Baigorria", indicó Cappiello, quien destacó que, "a pesar de esa alta demanda, fueron pocas las cirugías suspendidas, se pudo realizar en Rosario la primera reasignación de sexo y se siguen procurando órganos en el Heca".

Las enfermedades en circulación son las causadas por el virus sincicial respiratorio que provoca bronquiolitis en los más chicos, neumonías y broncoespasmos, a las que se suman las distintas cepas de gripe.

Entre ellas está la gripe A, que causó siete muertes en toda la provincia de pacientes de riesgo que no estaban vacunados (ver aparte).

La vacunación gratuita contra la enfermedad continúa en los efectores públicos de la provincia. El porcentaje de inoculación ronda el 60 por ciento entre pacientes de riesgo (embarazadas, puérperas, mayores de 65 años, niños de seis meses a dos años, personal sanitario y personas con enfermedades crónicas) pero, según Cappiello, es probable que llegue al 80 por ciento cuando actualicen registros informáticos.

"Estamos frente al pico epidemiológico", dijo el secretario de Salud Pública municipal, Leonardo Caruana, y precisó que "frente a eso se generaron distintos dispositivos": nuevas camas en los hospitales de Niños Zona Norte y Víctor J. Vilela, más enfermeros, médicos y kinesiólogos y una ambulancia de refuerzo.

En los centros de salud, también colmados, se disminuyeron las consultas programadas para priorizar la atención espontánea. En los hospitales municipales, el nivel de ocupación de camas ronda el 80 ó 90 por ciento.

"La población más afectada es la infantil", dijo el funcionario, y precisó que si bien el Vilela sigue registrando entre 380 y 400 consultas diarias, "ahora aumentaron los días de internación en los niños, lo que hace que el porcentaje de ocupación de camas sea muy importante". La mayoría, afectados por enfermedades respiratorias virales.

La jefa de guardia del Vilela, Silvia Giorgi, coincidió en que "hay un incremento en el número de chicos que requiere internación y también del tiempo de estadía, por lo que suele demorar un poco mas el alta", algo que adjudicó a la complicación de cuadros previos y los efectos del clima.

En el sector se agregaron 26 camas a las habituales y ayer había cuarenta chicos internados, a los que sumaron otros alojados en las salas del hospital.

"La ocupación del hospital llega al 90 por ciento. Con el agregado de camas se les da a todos la misma atención, pero aumenta el hacinamiento en una estructura edilicia que tiene un límite", dijo la responsable de la guardia, que cuenta con seis pediatras, un cirujano, un traumatólogo y cuatro residentes.

Con el objetivo de evitar la saturación, las autoridades recomendaron evitar el hacinamiento en las salas de espera y el contacto estrecho con personas que cursen una enfermedad respiratoria.

En el caso de los niños, aconsejan eludir las consultas banales en los grandes efectores, sobre todo a la tarde, cuando las salas de espera se colman.

Además, sugieren llevar a la consulta el carné de vacunación, completar el esquema antigripal y aplicar la vacuna antineumococica a menores de dos años y a chicos con factores de riesgo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS