Edición Impresa

Maxi aseguró que su continuidad en Newell's depende de los dirigentes

La Fiera Rodríguez aseguró que seguir en la entidad rojinegra está sujeto a que los le brinden "orden y tranquilidad" porque hay cosas que "tienen que cambiar".

Miércoles 12 de Noviembre de 2014

"Vamos a ver cuando termine el campeonato. Tengo que hablar con los dirigentes porque hay cosas que tienen que cambiar". Con esta frase Maxi Rodríguez puso en duda su continuidad en Newell's. Así dejó entrever que su destino fútbolístico podría cambiar al finalizar el torneo. Fue un tiro por elevación para la dirigencia leprosa, a la que le reclamó "orden y tranquilidad". Justo cuando el equipo del parque Independencia enderezó el rumbo tras el triunfo frente a San Lorenzo.

La Fiera tiró una piedra que laceró la fibras más profundas de los corazones leprosos. Porque es el ancho de espadas de Newell's. Es la punta de lanza de un equipo hambriento por salir adelante tras un traspié prolongado y doloroso. Por su rendimiento (pese a que estuvo ausente en varios partidos) y, principalmente, por sus goles. Es uno de los caudillos de un equipo al que acostumbra ponerse sobre los hombros. Sus números lo avalan, y son el reflejo del gran momento que está viviendo. Es el artillero del elenco de Gustavo Raggio y el encargado de marcar el rumbo. También se encarga de clavar el freno y poner el grito en el cielo cuando cree que ciertos aspectos están fuera de sintonía. Por eso no dudó en decir "sí" cuando se puso sobre la mesa la posibilidad de pegar el portazo.

Incluso reconoció que lo "llamaron de varios lugares, pero lo vamos a ver cuando termine el torneo y después hay que analizarlo. Ahora no quiero hablar del tema porque hay cosas más importantes que tienen que ver con que el equipo volvió a ganar. Eso es lo fundamental. Lo importante es que el equipo entre a la Copa Sudamericana".

La Fiera tiene espalda de sobra para pararse de manos. Argumentos que lo respalden le sobran. Hasta manejó los tiempos, con la misma convicción que lo hace cuando pone la pelota bajo la suelo. "Desde lo individual hablaremos cuando termine el campeonato. Pero mucho no va a variar. Tengo que hablar con los dirigentes, hay cosas que tienen que cambiar...", aseguró.

Maxi le tiró la pelota a la directiva. Pero lo hizo con una importante cuota de cautela e incertidumbre. No quiso dar a conocer los aspectos que consideraba que deben ser modificados para lograr el "orden y tranquilidad" que pretende. Y para cerrar el tema intentó bajarle los decibeles a una declaración que hizo demasiado ruido y que seguramente traerá a escena algunos capítulos más. "Tampoco vamos a hacer un lío de todo esto. Creo que hay que tratar de tener un orden, tranquilidad en todos los aspectos. Pero lo importante es que el equipo gane. Si el equipo gana siempre las demás cosas están bien". De esta manera, la Fiera buscó desdramatizar un mensaje que fue demasiado claro, aunque no haya querido sacar a la luz los motivos por los cuales lo envió.

Los hinchas le piden que se quede en el club

Con sus declaraciones en las que abrió las puertas a su salida del club, la Fiera Rodríguez puso en palabras lo que dejaba entrever con sus actitudes. Porque se lo notaba distinto. Y lo dijo. Puso el grito en el cielo por las banderas agresivas hacia los jugadores que aparecieron en el Coloso Marcelo Bielsa después de la derrota en el clásico. Incluso casi no festejó los dos pimeros goles que marcó (el del empate agónico ante Godoy Cruz y el primero de la victoria ante San Lorenzo). Y el hincha leproso no miró hacia otro lado. Por eso durante el triunfo del pasado lunes frente al conjunto dirigido por el Patón Bauza aparecieron algunos mensajes que le pedían al experimentado delantero que no se fuera del club.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario