Edición Impresa

Masivas protestas en España e Italia contra los duros recortes

Marcha policial en Madrid contra la quita de beneficios sociales. En Roma, pidieron la dimisión de Monti en una protesta bautizada como "No Monti DaY".

Domingo 28 de Octubre de 2012

Roma/Madrid. — Miles de opositores a las políticas del premier italiano, Mario Monti, marcharon por el centro de Roma en una protesta bautizada como el "No Monti Day" (Día sin Monti), contra la política de ahorro y fiscal del gobierno. Mientras, en Madrid, policías marcharon contra los recortes presupuestarios y la supresión de beneficios sociales. También lo hicieron allí jubilados, por los menores gastos en educación y salud.

Los manifestantes en Italia protestaron contra las reformas y recortes del Ejecutivo. La administración ordenó subas de impuestos, recortes de gastos y una reforma del mercado laboral y de las jubilaciones. Se movilizaron bajo una pancarta con el lema: "Juntos con los europeos que se rebelan. Echemos al gobierno de Monti", en solidaridad con protestas en otros países.

Fuerte control policial. Sindicatos de izquierdas, profesores, estudiantes, ONG y grupos de izquierda convocaron a la marcha en Roma. Para ello, la policía adoptó medidas de precaución. En 2011 tuvo lugar una manifestación similar a nivel nacional contra el entonces jefe de gobierno Silvio Berlusconi, que acabó con enfrentamientos entre policías y manifestantes.

En tanto, en España cientos de uniformados se congregaron frente al Ministerio del Interior para expresar su malestar contra los recortes y la supresión de beneficios sociales. Como todos los empleados públicos del país, la policía sufre de lleno la política de austeridad impuesta por el gobierno conservador de Mariano Rajoy. Este año estarán privados de la paga extra de Navidad, lo que equivale en realidad a una pérdida del 7 por ciento de su salario, abonado en 14 meses.

También estuvieron presentes los jubilados en España, que protestaron contra los recortes en salud, educación y servicios sociales. Dicen estar comprometidos en la defensa de los derechos de sus hijos y nietos. Sus protestas incluyeron ocupar breve y pacíficamente consulados, como el de Alemania, la Bolsa de Barcelona, una sede del Banco de Santander y un micro urbano.

"Dan ganas de llorar". El Rey de España se lamentó ayer de la difícil situación económica que atraviesa el país, y criticó a las agencias internacionales de calificación de deuda “que tienen ganas de darnos en la cabeza”. El monarca hizo estas declaraciones a un grupo de periodistas en un viaje oficial a India en el que fue acompañado por altos cargos gubernamentales y empresarios españoles que buscan entrar en un mercado de 1.200 millones de habitantes. “Desde fuera, España se ve mejor, sales más contento de la imagen del país. Dentro, dan ganas de llorar, todo son penas, pero tenemos que sobrellevarlas”, dijo el soberano a los periodistas. “España saldrá adelante con el cuchillo en la boca y con una sonrisa”, agregó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario