Edición Impresa

Más de 360 personas bajaron de peso en los talleres de los barrios de Rosario

Los resultados son sorprendentes. Funcionan en 17 centros de salud municipales donde concurren personas de todas las edades. La lucha contra un problema creciente.

Domingo 19 de Enero de 2014

Como en el programa televisivo Cuestión de Peso, pero sin cámaras, en forma anónima y en los barrios de Rosario. Ni más ni menos. En 17 centros de salud de la Municipalidad funcionan talleres de alimentación saludable destinados a adultos y chicos con problemas de obesidad que han logrado darles una mejor calidad de vida a los pacientes. Desde 2009, más de 360 personas recibieron tratamiento en los distintos dispensarios en forma integral e interdisciplinaria y lograron reducir su peso en al menos un 10 por ciento, con picos exitosos como el caso de una mujer que ya bajó más de 30 kilos y le cambió la vida para siempre.

La obesidad es actualmente una enfermedad de alta prevalencia y muy preocupante para la salud pública mundial. Los números muestran una tendencia al aumento de casos y a edades cada vez más tempranas. Se trata de un problema multicausal y, como tal, requiere ser abordado de forma interdisciplinaria. Es por eso que la Secretaría de Salud rosarina decidió abordar la temática y lo hace especialmente desde los dispensarios.

Los equipos profesionales se pusieron a disposición para abordar esta problemática y así surgieron los actuales espacios que se sostienen en forma de taller en los 17 centros de atención primaria.

Los grupos de trabajo están conformados por al menos un médico, un enfermero, un psicólogo y, en algunos casos, un trabajador social, acompañados por nutricionistas.

"Se planifica cada caso con el equipo de referencia de acuerdo a la realidad y problemática observada, con el objetivo principal de problematizar, concretar y reforzar el trabajo realizado en consultorio. En algunos casos mediante reuniones semanales y, en otros quincenales, estos talleres se transforman en espacios de escucha de situaciones inherentes al proceso de alimentación y nutrición, y de intercambio de saberes, que resultan en el enriquecimiento de todos los involucrados por igual", señaló Mercedes Rubens, responsable de los talleres.

Más de 360 personas han recibido tratamiento y, además de haber logrado al menos reducir el 10 por ciento de su peso corporal inicial, han modificado valores alterados asociados al sobrepeso, como glicemias en caso de pacientes diabéticos, colesterol y presión arterial elevada.

Por otro lado, los pacientes de los centros de salud que se encuentran en situaciones más graves son derivados al Servicio de Obesidad Mórbida del Hospital Provincial. Del mismo modo, se capacita y trabaja con la Secretaría de Promoción Social en actividades especiales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS