Edición Impresa

Más de 30 muertos en Egipto en furiosas protestas contra 21 sentencias de muerte

El fallo castiga a hinchas de un club de fútbol que causaron una masacre, pero los condenados y sus seguidores denuncian el trasfondo político.  

Domingo 27 de Enero de 2013

Al menos 30 personas murieron y cientos resultaron heridas en la ciudad egipcia de Port Said en enfrentamientos generados después de que un tribunal condenara a muerte a 21 acusados de los disturbios del año pasado, desencadenados tras un partido de fútbol que dejó numerosas víctimas. Los enfrentamientos ocurrieron poco después de que un tribunal en El Cairo emitiera su fallo, cuando una multitud intentó acceder a la prisión para liberarlos, según informó el Ministerio de Sanidad. Los gravísimos incidentes se producen un dia después de que protestas contra el presidente islamista Mohamed Mursi dejara al menos nueve muertos y cientos de heridos en todo el país.

La policía respondió al asalto a la prisión de Port Said con gas lacrimógeno, pero el ejército se desplazó de inmediato al lugar y al parecer disparó contra los manifestantes. Entre los fallecidos hay al menos dos policías, según fuentes médicas y de seguridad, que indicaron que al menos 312 personas resultaron heridas. Medios locales indicaron asimismo que dos jugadores de fútbol, uno del Al Masri y otro del rival Al Ahli, murieron ayer.

El 1 de febrero de 2012, 74 personas murieron tras un partido en Port Said entre el equipo local, Al Masri, y el visitante de El Cairo, Al Ahli. Tras el encuentro, los seguidores de Al Masri saltaron al campo y atacaron a los jugadores e hinchas del equipo contrario.

Los seguidores de Al Masri, de Port Said, y las familias de los acusados aseguran que el caso está políticamente motivado. Los otros 52 imputados por lo ocurrido en el estadio de Port Said conocerán la sentencia el 9 de marzo. Ninguno de los condenados a muerte ayer es policía.

Mientras tanto, cientos de seguidores del equipo de Al Ahli celebraron en El Cairo las condenas a muerte, cuya lectura fue retransmitida en directo por televisión. Antes de conocerse el veredicto, los fanáticos de este equipo —que jugaron un papel importante en la revolución que hace dos años derrocó a Hosni Mubarak— habían amenazado con tomar represalias si no se dictaban penas capitales. Los hinchas de Al Ahli acusan a las fuerzas policiales de conspirar contra ellos junto con los seguidores de Al Masri.

Más protestas.La sentencia y los graves disturbios de ayer se produjeron apenas un día después de que al menos nueve personas murieran y más de 300 resultaran heridas en las protestas en numerosas ciudades egipcias contra el gobierno islamista, en el segundo aniversario del inicio de la revolución que derrocó a Mubarak. Las nueve personas murieron en las afueras del edificio del ayuntamiento de la ciudad de Suez, cuando algunos intentaron ingresar por la fuerza, según la versión de fuentes médicas y de seguridad. Médicos de hospitales informaron que en total resultaron heridas 379 personas en las distintas provincias. Al menos otras nueve personas resultaron heridas ayer en enfrentamientos entre la policía y los manifestantes en Suez.

También se registraron choques en Alejandría y en El Cairo. En Suez, los manifestantes clamaron venganza durante una marcha fúnebre en honor a los fallecidos en esa ciudad el viernes, y responsabilizaron a la Hermandad Musulmana del presidente Mursi y a las fuerzas de seguridad. "El Frente de Salvación Nacional responsabiliza totalmente al presidente Mursi por la excesiva violencia utilizada por las fuerzas de seguridad contra manifestantes y convoca a un comité imparcial a que investigue y castigue a los responsables del baño de sangre", aseguró esa coalición egipcia. La agrupación amenazó además con boicotear las próximas elecciones parlamentarias y convocó a protestas masivas si no se cumple con sus demandas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS