Edición Impresa

Más de 25 mil personas visitaron la muestra del Ministerio de Defensa

Cuando terminó el acto oficial, se volcaron de lleno al parque a la Bandera y participaron de una exposición interactiva. Los chicos fueron los principales protagonistas. 

Sábado 21 de Junio de 2014

Una vez que terminó el acto oficial y se retiraron las autoridades y los militantes, miles de familias rosarinas se apropiaron del parque a la Bandera y participaron de la muestra interactiva organizada por el Ministerio de Defensa con el objetivo de que la sociedad conozca cuáles son las tareas que realiza el Ejército y con qué equipamiento cuenta la fuerza.

En una tarde brillante y con el río de fondo, los chicos pudieron participar de las actividades que forman parte del entrenamiento militar. Antes de entrar a la muestra, que se hizo en todo el parque, había un camión donde se repartía chocolate caliente y un alfajor además de un prendedor emblemático del Ejército.

Los chicos de 3 a 8 años practicaron un mini entrenamiento adaptado en una pista de obstáculos. Les ponían un casco y una camisa militar y así vestidos debían sortear 11 dificultades formadas por fardos, cubiertas, una rastrera donde los niños debían reptar, túneles y hasta un puente de madera que debían atravesar.

Los chicos lo disfrutaron enormemente y lo que más les gustó fue reptar por debajo de la rastrera. Los padres aprovechaban a sacar fotos de los niños vestidos de soldados. Y si bien era para mayores de 3 años, hubo pequeños de un año que lograron hacer todo el recorrido acompañados por los soldados aspirantes que atendían a los quienes querían participar. También hicieron lo suyo chicos con capacidades diferentes que mostraron sus habilidades físicas sorteando obstáculos.

"La muestra es para que la gente pueda interrelacionarse con el Ejército y conozca de cerca lo que nosotros hacemos y con qué equipos contamos", explicó el teniente César Tellería mientras cuidaba la pista de destrezas.

Tiros con colores. En todas las actividades para chicos la espera era larga y nutrida. Nadie se quería perder la oportunidad de por ejemplo tirar al blanco, pero con bolitas de colores. Esa era la prueba que podían hacer en otro rincón donde disparaban con una marcadora de paintball.

Luego de sortear algunos obstáculos en zigzag y otros armados con neumáticos, los chicos podían disparar las bolas que arrojan colores en tres blancos que, a propósito, no eran figuras humanas sino grandes cuadrados. Estas máquinas se utilizan para practicar tiro con la facilidad de que dejan una marca de color, lo cual permite saber cuántas "bajas" obtuvo el soldado.

Lo sorprendente fue que la marcadora que se utilizó para la muestra era de un amigo de uno de los soldados que la utiliza para la práctica deportiva de paintball. "Nosotros la usamos poco porque no hay presupuesto", señalaron quienes cuidaban de este entretenimiento.

A un costado, los chicos se subían a una escalera y, con casco y arnés, se deslizaban por una soga: hacían tirolesa mientras los padres sacaban fotos con sus celulares.

Junto con esto, en un arenero, los chicos podían utilizar los detectores de minas, máquinas que en el ejército tienen la función de hallar campos afectados y cualquier tipo de metal, municiones sin estallar y explosivos.

Estrategia. No faltaron en la exposición tanques militares y un camión lanzador de múltiples cohetes. También había vehículos, motos de agua y jeeps donde adultos y chicos se sacaron fotos hasta cansarse.

Otro sector estuvo dedicado a las tareas del ejército en la Antártida. Había muñecos con equipos para trabajar en el frío polar y trineos.

El Escuadrón de Inteligencia Blindado 2 mostró los aviones que utilizan para reconocimiento y exploración del campo de batalla. Se trata de pequeñas naves que vuelan a 400 metros de altura y se manejan a control remoto desde una computadora. Al contar con GPS, se les pueden indicar las coordenadas a través de las que detectan las condiciones en que se encuentra el lugar.

Buques. La muestra culminó ayer, pero durante el fin de semana, de 14 a 20, se podrán visitar y recorrer tres buques de la Armada que están frente al Monumento a la Bandera. Se trata de la Corbeta ARA Guerrico, el Aviso ARA Alférez Sobral y el Multipropósito ARA Ciudad de Rosario. Los dos primeros son buques que estuvieron en Malvinas. Tienen 80 metros de largo y pueden trasladar a 90 personas. Es la primera vez que llegan a Rosario.

En la actualidad estas naves tienen la misión de patrullar todo el litoral marítimo, desde el río de La Plata hasta Ushuaia. Entre otras tareas, controlan que los buques que estén pescando en el mar Argentino realmente estén autorizados para realizar esta tarea.

La tarde fue una fiesta sobre todo para los más chicos que conocieron los uniformes de los regimientos históricos como los Granaderos, Patricios y Grupo de Artillería Nº 1, y no perdieron la oportunidad de sacarse fotos para el recuerdo.

La muestra terminó cuando bajó el sol. Además de ser interactiva tuvo un fuerte tinte educativo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario