Edición Impresa

Más de 210 mil rosarinos pasarán sus vacaciones en el tradicional balneario La Florida

El tradicional balneario de la zona norte se renovó y sumó actividades para que disfruten grandes y chicos. Todo lo que hay que saber para vivir a pleno esta temporada en la playa.

Domingo 04 de Enero de 2015

Llegó el verano y miles de rosarinos se quedarán en la ciudad. Si bien es cierto que se registró un repunte en los viajes de vacaciones por el país y el exterior, la mayor parte de los ciudadanos no podrá salir más allá de las fronteras de la ciudad en busca del tan ansiado descanso. Sin embargo, Rosario se preparó para hacer sentir las vacaciones a quienes deban permanecer en la Cuna de la Bandera. La costa urbana y las islas invitan a una escapada distinta para relajarse y disfrutar a pleno del sol junto al río Paraná. La Florida y los paradores ya están listos. Es más, en función de las más de 210 mil personas que se aguardan en el predio municipal y las cerca de 80 mil que pretenden trasladar las embarcaciones públicas, el éxito está asegurado.

El clásico espacio del distrito norte decidió renovarse con distintos acontecimientos y actividades. Hasta el momento, hubo días en los que ya asistieron unas ocho mil personas. Se trata de la playa más tradicional y popular de Rosario, con una historia que se remonta a su habilitación como balneario en 1933. A la vista se extiende un paisaje donde el marrón del río y el horizonte verde de las islas comulgan con la imponente perspectiva del puente Rosario-Victoria.

No obstante, la temporada de verano, que se inició allí el 29 de noviembre pasado, también sufrió ajustes inflacionarios. El ingreso por persona asciende a 25 pesos, es decir un 56 por ciento más que los 16 del año pasado. En tanto, la entrada diaria a las piletas Alem es de 35 pesos.

La Florida no es sólo arena y agua. Al momento de comer o tomar algo se puede elegir entre espacios como Mojito's Beach Bar, que reúne buena parte de la movida joven, y bares de playa como Jordy, con un deck bajo la sombra para las tardes, y Akumal, en la punta sur. Además, hay un minimarket y los clásicos servicios de alquiler de sombrillas y reposeras (ver infografía). Por otro lado, el espacio proporciona estacionamiento, duchas, guardavidas, servicio de emergencias y seguridad privada.

De todo, para todos. Para disfrutar del río y la playa no faltan canchas de fútbol tenis, de vóley, boyado de seguridad para nadadores y, como novedad de este verano, un ámbito para practicar slack line (deporte de equilibrio sobre una cinta que se engancha entre dos puntos fijos).

Los sábados y domingos hay clases de esta actividad para principantes, mientras que, en el escenario central, a partir de las 17, pueden tomarse clases de ritmo y otras disciplinas.

Además, todo el tiempo se sucederán actividades y propuestas especiales. Este mes están previstas el torneo de esculturas en la arena (sábado 10), clase de meditación bajo la luna llena (domingo 11, a las 20), campeonato abierto de tejo, torneo de beach handball y el Festival Sustentable Todo Empieza un Día.

A su vez, para los nadadores el calendario de enero se torna especial con el Bautismo de Aguas Abiertas y el 21er. Maratón Acuático Internacional.

El balneario cuenta con la certificación en accesibilidad otorgada por el Ministerio de Turismo de la Nación, por lo que se convirtió en uno de los seis de todo el país mejor adaptado para personas con capacidades diferentes.

En otro orden, las autoridades municipales recordaron que el río y la playa también pueden disfrutarse a pocos pasos de La Florida, en la Rambla Catalunya, una playa de acceso gratuito que, a mediados de este mes, sumará la apertura de la Feria de Artesanos de la Rambla.

Los precios del balneario

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario