Edición Impresa

Más de 15 mil rosarinos de zonas vulnerables ya tienen su DNI

El operativo se realizó en el marco del Plan Abre, con el objetivo de que poseer el documento es un paso ineludible en el acceso a los derechos.

Sábado 27 de Diciembre de 2014

A partir de un profuso relevamiento y campañas de comunicación en barrios de distintos distritos, la Municipalidad concretó operativos que posibilitaron la tramitación en poco tiempo de más de 15 mil DNI (Documento Nacional de Identidad) sobre la base de un persistente accionar en sectores de mayor vulnerabilidad social. La intervención, en el marco del Plan Abre, se basó en la planificación de operativos especiales de documentación dirigidos a las poblaciones con mayores necesidades. Así, se vieron beneficiados los barrios Toba, Santa Lucía, Polledo, Cristalería, Los Cedros, Nuevo Alberdi Este, Emaús, La Cerámica, Acíndar, Flammarión, Tablada, República de la Sexta y Ludueña Norte.

El vasto andamiaje de difusión implementado en la campaña comenzó a desplegarse en 2013, mediante una gestión conjunta de la Municipalidad y el gobierno provincial, que finalmente se consolidó en el marco del Plan Abre y se tradujo en la tramitación y entrega de estos documentos.

Durante todo 2014 continuaron los operativos especiales de documentación en los barrios para personas y grupos familiares en situación de vulnerabilidad social, entendiendo que poseer el DNI constituye un paso ineludible en el acceso a los derechos en general y en particular a los beneficios de la seguridad social (Asignación Universal por Hijo, Progresar, educación formal, jubilaciones, pensiones, entre otros).

Abordaje interdisciplinario. En estos operativos se abordaron situaciones de vulneración de derechos con equipos interdisciplinarios especializados. Se atendieron casos de niñas y niños, jóvenes, adultas y adultos mayores, LGTBI (lesbianas, gays, transexuales y bisexuales), familias con situaciones específicas de vulneración de derechos y población en situación de calle en un marco de intervenciones integrales y articuladas entre los distintos servicios especializados de la Secretaría de Promoción Social.

Según se destacó, en el caso de mujeres víctimas de violencia de género, la secretaría brindó asistencia y contención directa a través del Teléfono Verde y amparo en los centros de protección Casa Amiga y Hogar Alicia Moreau.

El derecho a la identidad, como uno de los derechos humanos fundamentales, implica el derecho de todo ser humano a saber quién es y a conocer su propia historia, sus orígenes, a tener un nombre, una nacionalidad, una familia. El mismo constituye la base para la construcción de una ciudadanía que pueda ejercer plenamente sus derechos y la identificación de la persona es el primer paso para garantizar el derecho a la identidad.

En ese sentido, cabe destacar el rol del Estado como principal propulsor de políticas públicas de inclusión y de construcción de ciudadanía.

Es así que la tramitación del Documento Nacional de Identidad y la posibilidad de estar debidamente inscripto en el Registro Civil permite acceder a otros derechos como la educación, la salud, el trabajo formal y los programas sociales.

Por lo tanto, destacaron desde el municipio no contar con el documento de identidad no es simplemente carecer de un papel con un número, sino una situación de desventaja para garantizar el reconocimiento legal de la identidad. Esto implica ser invisible para los registros estatales, profundizando y perpetuando las condiciones de pobreza y precariedad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario