Edición Impresa

Mario Barletta: "Voy a ser candidato a gobernador del radicalismo en las primarias"

Entrevista. De este modo, el oficialismo santafesino va camino a una gran interna en 2015 para definir quién será al fin del camino el dirigente elegido que intentará suceder a Antonio Bonfatti.

Domingo 31 de Agosto de 2014

"He tomado la decisión de ser candidato a gobernador por el radicalismo para competir en las primarias del Frente Progresista", reveló a La Capital Mario Barletta. De este modo, el oficialismo santafesino va camino a una gran interna en 2015 para definir quién será al fin del camino el dirigente elegido que intentará suceder a Antonio Bonfatti.

Luego de reuniones con intendentes, presidentes comunales y referentes de la UCR, Barletta decidió blanquear lo que era un secreto a voces pero que no tenía la admisión final del protagonista. El ex intendente santafesino y actual diputado nacional trazó lo que serán los ejes de su campaña y, en ese marco, propone "autoridad política" para enfrentar la inseguridad y "cuerpos especiales que luchen contra la droga, y no tengan dependencia de otras fuerzas o instancias policiales".

En una entrevista con este diario, Barletta confirmó por primera vez su postulación y lanzó un mensaje cargado de ironía hacia el socialista Miguel Lifschitz, quien será su rival en las primarias: "Con todo el respeto que me merece Miguel, no tengo ningún problema en que me acompañe como vicegobernador".

—¿Será precandidato a gobernador santafesino?

—Sí, he tomado la decisión de ser precandidato a gobernador de la UCR. Venía señalando que le debía una propuesta a los santafesinos y estoy trabajando en su elaboración. Voy a ser candidato a gobernador.

—¿Qué cuestiones evaluó a la hora de definir esta postulación a gobernador?

—Queremos que el Frente Progresista siga gobernando Santa Fe. Tuvimos un primer mandato de Hermes Binner en el que el orden, la transparencia, la planificación y la participación fueron características distintivas. En la segunda etapa, Bonfatti le puso mucho énfasis a mantener inversión en obras vinculadas a la salud, entre otros rubros. Y el tercer período del Frente Progresista debe tener una muy fuerte impronta en la recuperación de la seguridad y la tranquilidad. Hay que transformar a Santa Fe en productiva, sustentable. Tenemos las dos principales condiciones para eso. Por un lado, una gran cantidad de producción privada y diversificada y, por el otro, diez excelentes centros de investigación, de las universidades de Rosario y Santa Fe y del Conicet. Hay que lograr unir conocimiento y producción, y con mi postulación trabajaré para ello. Santa Fe necesita un despegue, al igual que la Nación, y se puede lograr desde la provincia. Mi programa también será una apuesta a la infraestructura productiva —caminos, ferrocarriles e hidrovía— y un ente bancario que financie —como supieron hacerlo el Banco Provincia y el Banade— ese tipo de actividades.

—Desde hace tiempo la principal preocupación de los santafesinos pasa por lo que es el mayor déficit del gobierno: la seguridad. ¿Qué debería hacer Bonfatti que no está haciendo?

—La lucha contra la droga tiene que ser sin cuartel. Hoy leía La Capital, que daba cuenta de este flagelo. El gobierno provincial trabajó en ese sentido, pero el acuerdo con el gobierno nacional es insuficiente y debe profundizarse. No hay que bajar los brazos. Se necesita autoridad, mucha autoridad del poder político frente a la policía. Los niveles de corrupción en las fuerzas policiales van mucho más allá de lo que en principio pensamos. Revertir esa situación requiere de decisión y mucha autoridad. Hay que generar cuerpos especiales que luchen contra la droga y que no tengan dependencia de otras fuerzas o instancias policiales.

—¿Su candidatura recoge esta vez mayor consenso interno en la UCR que la que logró en 2011, cuando hubo fugas hacia el socialismo?

—La pretensión es la construcción de un espacio amplio, con la participación de distintos partidos políticos que componen el Frente Progresista. Convocamos a los que están preocupados y van por una propuesta superadora. No es fácil comparar con el 2011, el consenso y la búsqueda de adhesiones es una tarea de todos los días. Hay que priorizar el diálogo, la persuasión. Si resolvemos el problema de la seguridad y vamos camino al desarrollo sostenible Santa Fe logrará ser la provincia de referencia que el país necesita. Y hay un tercer elemento: profundizar las transformaciones en la educación. Tenemos que producir una revolución educativa. Hay que universalizar educativamente la primera infancia, lograr que las experiencias piloto de la extensión horaria llegue a todos los jóvenes y una nueva carrera docente. Necesitamos docentes bien pagos, bien formados.

—¿Habrá un lanzamiento formal de su candidatura?

—Veremos. Ahora estamos recorriendo la provincia, al margen de la candidatura, con un programa que presenté en el Congreso de la Nación, que se llama Nutrichicos. Está orientado a alcanzar una buena alimentación infantil en Argentina, y tiene como objetivo principal desarrollar la red de plantas de alimentos nutritivos de la República Argentina con el propósito de producir y distribuir alimentos de probada calidad nutricional destinados a familias que se encuadran en alguna situación de inseguridad alimentaria. Esto se desarrolló cuando yo era rector de la UNL, a principios de 2007. Estamos trabajando muy bien con el tema de la educación desde el primer día, que lo comenzamos cuando yo era intendente, y ahora lo extendemos a todo el departamento La Capital. La educación y la buena alimentación son claves para hablar de una provincia con igualdad de oportunidades.

—Desde el socialismo, incluso su próximo rival interno, Lifschitz, sostenían que estaban trabajando con la UCR por una fórmula de unidad. Con su candidatura, esa posibilidad se terminó...

—Siempre dije que íbamos a presentar una propuesta desde el radicalismo. Con todo el respeto que me merece Miguel, no tengo ningún problema en que me acompañe como vicegobernador.

—¿Esa propuesta sigue en pie?

—(Risas). Sí, esa propuesta sigue en pie. Soy un convencido de que las internas abiertas y obligatorias en el Frente Progresista han sido muy beneficiosas. Siempre se desarrollaron en el nivel máximo de responsabilidad y de respeto. Nunca las internas generaron dificultades a posteriori, a la hora de las elecciones generales. Hemos tenido la oportunidad de presentar distintos candidatos, de escuchar diferentes voces. El desafío es hacer llegar a toda la provincia las propuestas, y esa es una idea que todos compartimos en el Frente Progresista. Todo eso tiene como objetivo un tercer período del Frente en el gobierno santafesino.

—¿Encontró consenso adentro del partido para sustentar una candidatura propia? El radicalismo tiene la mayor cantidad de intendentes, presidentes comunales y legisladores, pero a la hora de gobernar la provincia siempre se impone el socialismo.

—Sí, hay consenso. Y la construcción de la cohesión es de todos los días, tiene que ver con el diálogo, con la apertura. Y por ese camino voy a seguir trabajando. No sólo con mujeres y hombres del radicalismo sino de diferentes partidos políticos que visualicen que hay una posibilidad importante en el 2015.

Mario Barletta | Bío | Nació el 30 de diciembre de 1953. Se desempeñó como rector en la Universidad Nacional del Litoral y como intendente de la ciudad de Santa Fe. Fue también precandidato a gobernador en 2011. Entre 2011 y 2013 presidió el comité nacional de la UCR. Actualmente es diputado nacional por el Frente Progresista.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario