Edición Impresa

Marcó del Pont: hay problemas económicos pero se corregirán "sin dogmatismos"

Macroeconomía. La presidenta de la entidad monetaria dijo que hay tensión de precios y en la balanza de pagos. Pero dijo que es por la reducción de la deuda y el crecimiento.

Sábado 16 de Noviembre de 2013

La presidenta del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Mercedes Marcó del Pont, reconoció ayer que la economía nacional tiene "problemas" pero por "un proceso distinto en cuanto al contenido del crecimiento". Aseguró que el 75 por ciento de la caída del volumen de reservas obedece al pago de deuda pública y consideró que para revertir esta tendencia "se tomarán decisiones que sean necesarias, sin dogmatismos".

La funcionaria señaló que para reducir tensiones en la balanza de pagos la Argentina "no debe ir en búsqueda de los dólares financieros, sino de los de largo plazo".

Según la funcionaria, "el 75 por ciento de los 11 mil millones de dólares de reservas que cayeron en lo que va del año, tiene que ver con el pago de deuda".

El resto, dijo, se debe a que "se achicó el saldo positivo de la cuenta corriente".

"No se ve la otra parte de la baja de reservas, que tiene que ver con una mayor solvencia y reducción del peso de lo que todos debemos al resto del mundo", enfatizó.

Y resaltó que desde 2010 el gobierno utilizó 24 mil millones de dólares "para reducir el stock de deuda en moneda extranjera, que este año caerá a 8,5 por ciento del total".

De acuerdo con los últimos datos oficiales, el volumen de reservas se encuentra en 32.600 millones de dólares. Es el nivel más bajo desde 2007.

Marcó del Pont se expresó así al inaugurar las Jornadas Monetarias y Bancarias 2013, organizadas por el Banco Central en un hotel céntrico porteño, bajo el lema "Reconsideración de la teoría macroeconómica, las estructuras financieras y el papel de los bancos centrales".

En ese marco, la titular de la autoridad monetaria evaluó que "en el mundo sobran dólares de capitales de corto plazo, pero la Argentina va a ir en búsqueda de los dólares de largo plazo".

La funcionaria también hizo referencia a la inflación: afirmó que el gobierno "tomará, sin dogmatismos, las decisiones que sean necesarias" para bajar "las tensiones que impactan en los precios".

A su criterio, para lograr un "menor nivel de inflación, no hay que recurrir a la baja de la demanda".

"Los procesos de transformación productiva tienen impactos inevitables sobre los precios domésticos, pero el gran desafío es buscar desde la heterodoxia los instrumentos para converger hacia niveles más bajos de inflación, sin recurrir a la receta lineal de la represión de la demanda", enfatizó, pero "el gran desafío es buscar desde la heterodoxia los instrumentos para converger hacia niveles más bajos de inflación, sin recurrir a la receta lineal de la represión de la demanda".

Marcó del Pont sostuvo que "lo que todavía sobra en el mundo son capitales de corto plazo, dólares que han permitido a muchos emergentes acumular reservas, pero también han generado impactos negativos en términos de apreciaciones, reprimarización productiva y burbujas de activos".

"Son los mismos que más tarde o más temprano se van a retirar de estos países en busca de colocaciones más atractivas en plazas de países centrales, y la Argentina no tiene este problema", resaltó en el encuentro ante representantes de 43 países y organismos como el Banco Mundial y la Cepal.

Mercado regulado. Marcó del Pont recordó que desde 2005 regulamos el ingreso de capitales de corto plazo y "no estamos preocupados por su retiro", y subrayó que también "regulamos otro flujo, que era perverso en el funcionamiento de la economía argentina, que era utilizar la divisa como factor de atesoramiento y ahorro".

"La regulación de la formación de activos externos, como política macro prudencial, tiene esa misma consistencia en términos de administración del sector externo", insistió.

Agregó que la Argentina "no acumula reservas por dólares que sobran, financieros, sino fundamentalmente a partir del excedente de la cuenta corriente del balance de pagos, dada su decisión estratégica de recuperar solvencia externa y reducir la deuda en términos fiscales, dentro de los gastos del sector público".

"Sabemos que el proceso de industrialización implica desequilibrios intersectoriales, con requerimientos de importaciones más complejos, mientras la redistribución de ingresos y riqueza eleva la demanda de bienes y servicios suntuarios, todo lo cual presiona sobre el balance de pagos", dijo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS