Edición Impresa

Maratón Internacional de la Bandera: la victoria fue de todos

El primer puesto fue para el colombiano Hernández Rodríguez y la bonaerense Acevedo, pero cada uno de los que corrió merece un reconocimiento por animarse a los 42 kilómetros de Rosario.

Lunes 01 de Julio de 2013

No alcanza con mencionar a los ganadores, el colombiano Juan Carlos Hernández Rodríguez y la bonaerense Natalia Acevedo. Ni siquiera con los que completaron el podio. Es que resulta injusto no hablar de esos 2.500 corredores que le dieron vida ayer a la 12ª edición del Maratón Internacional de la Bandera. Las calles y avenidas de la ciudad, frente a sitios y lugares emblemáticos, se llenaron de esos miles venidos desde acá nomás o de distintos rincones del país y hasta del extranjero. Merecen la pena tener su reconocimiento, como cada una de las actividades que se realizaron junto al circuito, y la de tantos que ayudaron a reeditar la exigente prueba de 42,195 kilómetros que organizó la Asociación Rosarina de Atletismo, con la colaboración de la Municipalidad de Rosario.

A las 9 en punto, la intendenta Mónica Fein y el gobernador Antonio Bonfatti dieron inició al largo peregrinaje, con el Monumento de fondo. Sin atletas nacionales relevantes, sin Nicolás Ternavasio (San Vicente), último doble ganador, que faltó "por problemas físicos y personales" que le impidieron entrenar, el posible vencedor era un gran interrogante. La presencia de la marplatense María de los Angeles Peralta, olímpica en Londres 2012, tampoco era una señal, porque tomó la prueba como un entrenamiento y terminó abandonando.

Diez minutos después de la largada aún no había ningún rictus de cansancio en los rostros de la mayoría. Una estudiante del Isef Nº 11, que colaboraba deteniendo el tránsito en Oroño y Jujuy, fue la destinataria de algunas bromas. "Voçe está muy cargada", le dijo un maratonista vestido de El Manosanta, el personaje de Alberto Olmedo. "¿Tengo que seguir por acá?", le preguntó otro en sorna, en medio de la masa humana que recorría los primeros diez kilómetros.

La intolerancia afloró con el conductor de un Volkswagen que pasó a toda velocidad por la Calle Recreativa, por la mano opuesta. Mientras tocaba bocina hizo un gesto ofensivo con el dedo mayor. Seguro no tuvo ni tiempo ni paciencia para observar que del otro lado dos corredores empujaban de cada mango una silla de ruedas en la que trasladaban a una mujer.

Reducir la aceptación del ciudadano a este maraton en ese gesto hostil no es apropiado. Tampoco algún insulto hacia los agentes de tránsito que cortaron avenida Pellegrini. Estuvieron también los otros, los que no tenían ni parientes ni conocidos, que aplaudieron el paso de los participantes.

Agresión. Cuando los maratonistas pasaron frente al Coloso, hinchas rojinegros que llegaron en micro desde Mendoza los agredieron, según le comentó a Ovación el periodista Marcelo La Gattina, del sitio web triamax.com. Hubo piedrazos y un corredor, con la camiseta de Central, fue golpeado. Algunos de sus pares lo defendieron hasta que intervino la policía y evitó que hubiese consecuencias aún más graves. Fue lamentable.

Al margen de ese suceso repudiable, durante ciertos sectores del circuito la música intentó fortalecer el espíritu de los maratonistas. En la plaza López se escuchó rock con el Grupo Versiones, y en el parque Alem canciones de Los Beatles con el grupo Lovely Rita. A su vez, frente a la Casa del Tango estuvo el trío Federico Bertero y la Zurda Tango. Cuando se escuchó la versión instrumental de la milonga Hotel Victoria, un misionero detuvo su marcha y dio algunos pasos de baile.

A esa altura de la carrera, sólo restaba saber por cuánta diferencia ganaría el colombiano Hernández Rodríguez, que terminaría como el primer extranjero vencedor del maratón. Desde el primer kilómetro, este colombiano de 32 años se distanció y nadie puso en aprietos su triunfo. Los últimos metros corrió simulando ser un avión, tal era su alegría.

La misma de Natalia Acevedo, ganadora entre las damas, aunque lo expresó de otra manera, con lágrimas.

Cuando se estaban por cumplir las seis horas, tiempo límite de la carrera, apareció el periodista Carlos Del Frade, con la perseverancia que lo caracteriza tanto a él como a todos los que se animaron a los 42 kilómetros.

Las posiciones fueron (los tiempos no son oficiales, porque no fueron brindados a este diario):

Caballeros: 1º) Hernández Rodríguez (Colombia) 2 horas 24 minutos 53 segundos, 2º) Edgar Moreno (Rosario) 2h 34m 54s, 3º) Gerardo Haro (Trelew) 2h 36m, 4º) Juan José Dal Pastro (Rosario) 2h 36m 21s y 5º) Pablo Alvarez Monke (Mar del Plata) 2h 37m 30s.

Damas: 1ª) Natalia Acevedo (Florencio Varela) 3h 9m 50s, 2ª) Patricia Aceffe (Mar del Plata) 3h 14m 59s, 3ª) Paula Villalba (Rosario) 3h 15m 54s, 4ª) Paula Gon (Rosario) 3h 16m 36s y 5ª) Vanesa Betancourt (9 de Julio) 3h 22m 32s.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS