Edición Impresa

Manu Ginóbili: "Soy optimista pero tengo temores”

El bahiense asume con cautela la lesión que pone en duda su participación en el Mundial. Reconoció que San Antonio Spurs no quiere que juegue.  

Martes 22 de Julio de 2014

Emanuel Ginóbili duda. Y entonces la selección argentina de básquet se alarma de cara al Mundial de España. Es que el bahiense dijo ayer que es “optimista” en recuperarse de la fractura por estrés en la pierna derecha, pero planteó que tiene “dudas” y que recién en un estudio que se le practicará dentro de dos semanas se determinará si comienza o no con los entrenamientos de cara a esa cita ecuménica. A la vez, reconoció que San Antonio Spurs no quiere que juegue.

“No me duele. Soy optimista, pero tengo dudas, temores. Percibo que la lesión está definitivamente mucho mejor. Cuando terminé la temporada (de la NBA, con los Spurs), al tacto sentía dolor cuando me tocaban la zona. Ahora no”, dijo Manu a una radio de Bahía Blanca.

La noticia sobre la lesión de Ginóbili se confirmó a principio de este mes, pocos días después de que el bahiense ratificara su presencia en el plantel que jugará el Mundial de España, que se inicia el 30 de agosto.

“Ahora hay que ver cuando se vea desde adentro (refiriéndose a los estudios que le realizarían el primer viernes de agosto), ver cómo está el hueso, si formó callo, si está curado. Ahí se sabrá si estoy mejor que antes o directamente no arranco. Si estoy mejor empezaré a entrenar de menor a mayor para evitar el impacto”, puntualizó.

Manu dijo que “hay que ver si 35 días alcanzan. Creo que sí porque es un plazo razonable. No era una fractura expuesta o una fractura tan grande, fue una por estrés bastante pequeña”.

Cuando se le preguntó por la reacción del cuerpo técnico y la dirigencia de San Antonio al confirmarse la noticia de su lesión, Ginóbili reconoció que “no querían” que jugase el Mundial.

“Definitivamente no querían que vaya al Mundial porque estoy lesionado. Eso me lo dijo el médico, pero está claro para qué lado tira. Al momento de hablar con Pop (Greg Popovich, el entrenador) entendió y apeló a mi honestidad. Yo le garantice que si tenía dolor no iba a jugar. Eso fue lo que se acordó”, dijo.

Por el momento, Argentina se quedó sin Juan Gutiérrez (lesión en la cadera) y casi quedó descartado Carlos Delfino (no se recuperó de una fractura en su pie derecho).

La “recomendación” de los Spurs no es novedad

La “sugerencia” que San Antonio Spurs le dio a Emanuel Ginóbili para que no vaya al Mundial no es ninguna de la novedad. Los Spurs nunca vieron con buenos ojos que Manu tenga tal desgaste y corra el riesgo de una lesión jugando para la selección. Más allá de eso, el bahiense aceptó cada citación de la selección, aunque hubo excepciones. No jugó el Preolímpico de Las Vegas 2007 por decisión de los Spurs, determinación que Manu compartió porque necesitaba un descanso. Y por ese mismo motivo, y para compartir más tiempo con su familia, tampoco fue al Mundial de Turquía 2010.

“Queremos que la Cabb sea un modelo, aunque está muy lejos”

Ginóbili dijo que la Confederación Argentina de Básquetbol (Cabb) está “muy lejos” de ser un modelo. “Queremos dejar un básquet mejor y un legado también a nivel organizativo. Queremos que la Cabb sea modelo, pero está muy lejos de serlo”, señaló sobre la entidad que ahora preside Daniel Zanni, tras la renuncia de Germán Vaccaro.

Los integrantes de la Generación Dorada mantienen diferencias con la anterior conducción de la Cabb (encabezada por Vaccaro) no sólo por una deuda económica sino también por el manejo institucional. Encima, ayer la selección que viajó al Sudamericano emitió un duro comunicado (ver aparte).

“Queremos lo mejor para nuestro básquet y no creemos que se lo esté haciendo. Tenemos la posibilidad como grupo, no sólo los que estamos sino también los que pasaron. Podremos equivocarnos con los consejos o las opiniones, pero vamos a ser honestos, transparentes. Como equipo queremos lograr contagiar a los de arriba”, concluyó el bahiense.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS