Edición Impresa

Maipú al 700: Boqueteros saquearon dos locales céntricos

Dos locales del centro rosarino fueron blanco de robos tipo escruche (los perpetrados en propiedades en ausencia de sus moradores) el domingo a la mañana.

Martes 28 de Abril de 2015

Dos locales del centro rosarino fueron blanco de robos tipo escruche (los perpetrados en propiedades en ausencia de sus moradores) el domingo a la mañana. Los delincuentes ingresaron por un boquete que hicieron en el taparrollos de un negocio de ropa y así ingresaron a otro de reparación de equipos de telefonía celular. El hecho es investigado por la Fiscalía de Flagrancia.

Los negocios saqueados fueron los locales 2 y 6 de una galería de Maipú al 700. Uno de ellos es United Jeans, un comercio de ropa, y el otro es Gurutecno, que vende artículos electrónicos.

Según comentó en declaraciones televisivas la encargada de uno de los negocios, el doble escruche fue descubierto a las 6.30 del domingo cuando se disparó una alarma en el local de United Jeans, que da a la calle. Sin embargo, al llegar los responsables del local, así como la policía, los delincuentes ya habían fugado.

Según contó la víctima, los delincuentes hicieron un boquete en el taparrollo de la persiana y por allí pudieron acceder al interior del local de ropa. Allí, luego de cortar y romper los cables de teléfono, alarma y cámaras de vigilancia, se llevaron alrededor de mil pesos en efectivo y una cantidad no especificada de prendas de vestir.

La muchacha relató que una vez que los delincuentes ingresaron al local pudieron acceder al pasillo de la galería e ingresar por una puerta al local 6. Allí el robo fue alertado por Matías B., quien al llegar descubrió que le habían sustraído una suma de dinero que no fue dada a conocer, así como equipos de telefonía.

Daños. Resultó llamativo que los hampones hayan podido realizar un boquete en altura sin ser vistos y acceder así a un local con alarma.

Sin embargo, los hampones se las ingeniaron para ingresar y destruir las cámaras de vigilancia en el local de ropa. Si bien el otro local también tenía cámaras, en ese caso no las rompieron sino que las dieron vuelta para que no registraran el robo.

En ese marco, las víctimas aguardaban conocer las imágenes captadas por las cámaras de la galería para ver si podía verse cómo actuaron los delincuentes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario